Escucha esta nota aquí

La variante Ómicron ingresó al país y las autoridades la apuntan como la causante de la explosión de contagios de coronavirus, que desde los últimos días de diciembre de 2021 ha incrementado a más del 50 por ciento la positividad de las pruebas, incluso el jueves 6 de enero alcanzó al 52%, siendo que para considerar una enfermedad controlada este índice no debe superar el 10%.

Este viernes se dieron a conocer los primeros casos confirmados con la nueva variante en La Paz y El Alto, pero por el constante flujo de personas las autoridades creen que esta variante puede ser la causante de la escalada de casos que golpea la región cruceña.

Santa Cruz lidera el repunte de contagios, aunque en los últimos días también otros departamentos duplicaron sus contagios diarios, como es el caso de Cochabamba, La Paz y Chuquisaca.

Esta evolución de la curva y la presencia de la Ómicron en el país lleva a especialistas a proyectar que los casos seguirán en ascenso y en enero se volverán a duplicar los casos :b:diarios en Bolivia. Hasta ahora se alcanzaron cifras diarias récords de 11.000 contagios, pero creen se alcanzará a 20.000 en un solo día.

El director nacional de Epidemiología, Freddy Armijo, confirmó la presencia de la variante Ómicron, tras conocer resultados de estudios realizados con muestras recabadas en La Paz y El Alto.

El especialista sostuvo que los análisis realizados por la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) muestran que el país ya se enfrenta a una variante muy infecciosa, porque una sola persona es capaz de contagiar a siete, mientras que el virus original, que se identificó en Wuhan-China, tenía una transmisibilidad de hasta cuatro personas.

Armijo manifestó que la explosión de contagios se atribuye a la circulación de Ómicron y también de Delta, que reducen el tiempo de incubación de la enfermedad, de 14 que era inicialmente a seis días.

El ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que el ingreso de la Ómicron es inminente, pero prefiere esperar los resultados del Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa), reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

De todas maneras, las muestras de la Universidad de San Andrés corresponden a pacientes de La Paz y El Alto que se cursaron desde el 2 de enero en el Instituto de Biología Molecular y Bioteclonogía de la UMSA.

Se analizó decena de muestras, de las cuales el 60% dio positivo a la variante Delta y el 40% a la Ómicron, informó el médico Róger Carvajal, miembro del comité científico de la UMSA.

Carvajal cree que la Ómicron irá desplazando a la Delta hasta convertirse en la variante dominante en el territorio nacional, pero destaca que parece ser menos patógena, pues su capacidad de daño está siendo atenuada porque gran parte de la población tiene los anticuerpos, ya sea por infecciones anteriores o por la vacunación.

Carvajal adelantó que en La Paz se trabajará un perfil epidemiológico con los pacientes internados para identificar cuántos presentaron complicaciones por estar infectados por la Ómicron, para así determinar si en el país esta variante se comportará como en el resto del mundo, con pocas complicaciones.

El secretario de Desarrollo Humano y Salud de la Gobernación cruceña, Fernando Pacheco, indicó que debido a la evolución vertical de la curva de contagios, se cree que esta variante circulaba desde diciembre.

El gerente departamental de Epidemiología, Carlos Hurtado, dijo que durante la semana se mantuvo el índice de positividad por encima del 50%, “lo que significa la intensidad que estamos teniendo en la positividad de los casos en esta cuarta oleada”.

No obstante, el presidente de la Sociedad de Infectología, Juan Saavedra, pidió a la población no alarmarse y remarcó que considera que la variante predominante en este momento es la Delta, que en promedio provoca más del 96% de las infecciones en el país. El 2% de los casos corresponde a la Ómicron y 1% a la P1 y al virus original. Añadió que se requieren varias semanas para que la variante Ómicron se vuelva la predominante en el país.

Saavedra indicó que Santa Cruz ya alcanzó pico y se prevé que este mes se comience a descender.

Por su parte, el director técnico del Servicio Departamental de Salud (Sedes), La Paz, Mayber Aparicio, indicó que, debido a que la Ómicron y la Delta son variantes de alta transmisibilidad, el país enfrentará esta ola con características de ambas: se tendrá una escalada de contagios vertical y una meseta prolongada que se prevé se extenderá hasta finales de febrero, para que en marzo comience la desescalada.

Proyecciones

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, alertó que en caso de que no se asuman medidas de contención, en las próximas dos semanas, el país podría alcanzar los 20.000 casos diarios.

Desde La Paz, Aparicio coincidió que esta podría ser la cifra histórica de casos para esta ola.i

Tras la confirmación de la presencia de Ómicron, en La Paz se convocó a una reunión del Cenro de Operaciones de Emergencia Departamental (COEM) para este lunes, a las 15:00, para definir nuevas medidas de contención. “Cuidémonos, primero la salud, porque sin salud no hay actividades económicas y menos reactivación”, señaló el alcalde de La Paz, Iván Arias.

El mismo día que se confirmó la presencia de Ómicron, las autoridades de la capital cruceña determinaron reducir la circulación de 5:00 a 20:00.

Letalidad

El epidemiólogo Armijo remarcó que la letalidad en esta ola es una de las más bajas y la tendencia es que continúe bajando, debido a la cobertura de vacunación. 

De acuerdo con reporte del Ministerio de Salud, en esta ola la letalidad en Bolivia es de 0,7%. Oruro y La Paz son los departamentos con mayor letalidad con un 2,8% y 1,3%, respectivamente. Sin embargo, estos parámetros están muy por debajo de los registrados en anteriores olas en los mismos departamentos.

Santa Cruz es el departamento que concentra más del 60% de contagios de esta oleada y reporta más 450 decesos, pero, por el aumento exponencial de contagios, esto se traduce en una letalidad de 0,6%.

Sin embargo, esta cantidad de fallecidos son el 52% de todos los que tuvo Bolivia en esta ola, mientras que Oruro y La Paz contabilizan 76 y 132 decesos. En esta línea, el secretario departamental de Desarrollo Humano y Salud pidió a la población no subestimar al coronavirus, pues si hay más contagios, aunque la letalidad sea baja, la cifra de muertes será elevada.

Hasta la fecha, después de la primera ola, la tercera provocó la segunda mayor cantidad de decesos en casi todos los departamentos. En ese tercer repunte, la mayoría duplicó las muertes.


LOS NIÑOS ESTÁN SIENDO GOLPEADOS EN ESTA OLEADA Y VEN NECESARIO HABILITAR MÁS ESPACIOS PEDIÁTRICOS

Niños también reciben la vacuna Los niños están siendo afectados en esta cuarta oleada de coronavirus. El secretario de Desarrollo Humano y Salud, Fernando Pacheco, manifestó que esto es algo que se ha marcado y pide a los padres de familia poner atención a los cuidados, para evitar que sus hijos se enfermen.

 Una muestra de ello es la saturación que se ha registrado en el hospital Mario Ortiz, donde no queda espacio para recibir a más pacientes, por lo que los padres deben peregrinar por atención para sus hijos.

Lo que también disminuyó la capacidad de atención en este nosocomio fueron las bajas que se dieron en el personal de salud, como ha sucedido en los demás centros hospitalarios, lo que llevó a que algunos familiares se vean obligados a pagar a profesionales para que acudan a este hospital público a atender a sus enfermos.

El infectólogo Carlos Paz recomienda crear un domo pediátrico porque van a aumentar las internaciones pediátricas debido a que la Ómicron afecta con síntomas más marcados a los niños a diferencia de las anteriores olas que pasaban con síntomas leves o eran asintomáticos y ve necesario restringir el movimiento de las personas.

También pide a las autoridades trabajar en varios frentes porque una triada de enfermedades amenazan la salud de los cruceños: dengue, influenza y Covid-19. Recomienda hacer más pruebas para diferenciarlas. Las autoridades igual confirmaron casos de coinfección en el departamento cruceño, por la afectación de Covid e influenza. Un paciente con enfermedad de base falleció por esta causa.

Comentarios