Escucha esta nota aquí

La audiencia fijada para la tarde de ayer ante el juez anticorrupción Roberto Parada Mole, quedó suspendida porque el imputado por trata de personas con fines de explotación sexual de ciudadanas paraguayas, Rubén Jaime Rejas Quispe, propietario del night club Luxos Vip Level Club, del segundo anillo y avenida Roca y Coronado, acudió sin abogado.

El juzgador designó abogados de defensa pública y fijó nueva audiencia para el lunes próximo.

Sin embargo, el dueño del club, no solo que asistió sin abogado, al mismo tiempo interpuso una demanda de acción de libertad contra el juez, argumentando que se le están vulnerando sus derechos.

La Fiscalía dirigida por el fiscal Saúl Balcázar, imputó al propietario del night club por delitos de trata de personas con fines de explotación sexual comercial, ante denuncias de ciudadanas de nacionalidad paraguaya que llegaron de su país a trabajar como damas de compañía, quienes se sintieron vulneradas y ultrajadas en sus derechos.

El fiscal Balcázar, pidió al juez detención preventiva del empresario por 180 días en Palmasola, al considerar la existencia de suficientes pruebas.

El club está precintado e intervenido desde el 8 de julio, su dueño enfrenta dos investigaciones, una por trata de personas y otra por legitimación de ganancias y evasión de impuestos, al usar los NIT de las paraguayas para no pagar al Estado.

Comentarios