Escucha esta nota aquí

Si bien en horas de la mañana, desde el sector de trabajadores de salud se había descartado el paro de 24 horas para este jueves, tras confirmar el abono de salarios correspondiente al mes de mayo, según el anuncio representante del sector salud, Hernán Jiménez, minutos después de publicarse esta información, desde el área de profesionales de salud confirmaron que la movilización sigue en pie hasta que no se pague hasta el último centavo que se debe a cada trabajador.

La secretaria y vocera de los movilizados, Rocío Rivero, confirmó que la medida corresponde a los médicos y profesionales en salud y la misma se mantiene. Lamentó que siempre se alarga hasta el último plazo las demandas de los profesionales, pese a que cumplen sus funciones y están en primera línea. 

El anuncio de un paro de 24 horas por parte del sector salud agravaba la preocupación de las autoridades. Fesirmes mantenía en vilo la aplicación de la medida después que la Alcaldía confirmase la trasferencia de Bs 18 millones correspondientes a los trabajadores del sector salud.

"Necesitamos que se pongan al día en la cancelación de lo que nos deben y el paro no cesa hasta que no se pague la totalidad de salarios. Hay personas que están hasta tres meses sin cobrar", manifestó Rivero a EL DEBER, a tiempo de exponer que el anuncio de la Alcaldía solo se supo por medio de medios de comunicación, es decir, no hubo un aviso formal.

Mientras tanto, el dirigente Fernando Lacoa aseguró que la medida no es solo en reclamo del pago de salarios, sino que también hay profesionales con ítems concursados, pero ahora la Alcaldía asegura que s no están contemplando en el presupuesto. "Son profesionales que tienen ítems institucionalizados, pero ahora la Alcaldía no les quiere pagar. Este problemas es mucho más grave", aseguró

Por su parte, desde el área de los trabajadores del sector, Jiménez cuantifica que son 3.600 los afectados, entre profesionales y trabajadores de salud, por el incumpliendo del pago de sus salarios. "Se le debe pagar su sueldo hasta el 5 de cada mes, sin embargo, hasta la fecha (9 de junio) no nos han cancelado", reclama al municipio.

Desde la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra consideran que la medida no se ajusta a la realidad ni al momento. Un comunicado de prensa compartido por el municipio confirma que "un día antes de que finalice el plazo del convenio para el pago de los trabajadores de salud, el Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra ha realizado el abono correspondiente al salario de mayo de este sector".

La suma comprometida para cancelar los salarios de los salubristas bordea los Bs 18 millonesFuentes de la Alcaldía cruceña aseguran que este jueves, 10 de junio, se hará efectivo dicho abono.

A primera hora de la mañana y tras comprobar que se depositó los recursos, Fesirmes anunció la suspensión de la medida.

El  Secretario Municipal de Administración y Finanzas, Mario Centellas, señala que el paro anunciado no tiene razón de ser, ya que para el pago el municipio se encuentra dentro de la fecha establecida en el convenio que fue firmado por la anterior gestión municipal.

Saturación en los hospitales

El informe presentado cada noche por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) continúa con las alarmas prendidas. Ayer miércoles, el departamento marcó un nuevo récord de contagios por día, con 1.251 positivos. Y frente a este panorama de desesperación y alerta, la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirmesanunció un paro de 24 horas para este jueves 10 de junio, en los centros de primer y segundo nivel.

El gerente de Epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, expresó su preocupación de manera directa. "Estamos en una situación ascendente", asegura, y desdice a autoridades nacionales que califican el momento como meseta y próximo al descenso de casos. "Se siente en el número importante de fallecidos" insiste el epidemiólogo.

El incremento de pacientes y requerimientos limita la reacción que pueda ofrecer el sistema sanitario. "Nos encontramos sin poder dar una mejor respuesta de la deseada", lamentó Hurtado.

El Covid-19 elevó su incidencia en la región con 10.380 casos activos, de los cuales 159 se encuentran en las Unidades de Terapia Intensiva. Innumerables familias viven un drama diario cuando tratan de conseguir camas médicas para atención o adquirir los medicamentos.

Comentarios