Escucha esta nota aquí

El Concejo Municipal de Mairana prohibió los asentamientos en el área de riego de la represa La Tuna, después de detectarse irregularidades en el uso de suelo. A través de una resolución administrativa dictaminaron esta medida que también prevé que se trabaje en comisiones técnicas para establecer la delimitación del área embalsada por la presa.

Las autoridades indicaron que se debe definir el derecho propietario de estos terrenos y establecer responsabilidades, así como aplicar sanciones por los asentamientos ilegales en el área de riego asignadas a la represa. 

De acuerdo con el reporte de las autoridades municipales, este proyecto no solo beneficia a Mairana, sino también a Santa Cruz y al país, porque los Valles cruceños son los responsables de proveer más del 60% de las verduras y hortalizas, y más del 30% de frutas, por tanto, este proyecto de riego que propicia dos o tres cosechas al año es fundamental para garantizar los alimentos para los bolivianos.

Sobre el tema, Luis Alberto Alpire, secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, señaló a EL DEBER que el municipio es el llamado por ley a restablecer el orden y evitar que en el futuro se incurra  en estas irregularidades que pone en riesgo no solo la sostenibilidad del sistema de riego La Tuna, sino también la producción de alimentos.

“En esta coyuntura donde el país ha ingresado en recesión económica, una de las formas más efectivas de reactivarlo económicamente es con el sector agropecuario, produciendo alimentos. Destacamos la decisión del Concejo municipal de proteger un proyecto anhelado por más de 60 años por los mairaneños", dijo Alpire.