Escucha esta nota aquí

La promesa, plasmada en un preacuerdo, de otorgar más ítems de maestros para los distritos de Satélite Norte (Warnes), Yapacaní, Cotoca, San Julián, La Guardia y el Plan 3.000 (Santa Cruz de la Sierra), desactivó las medidas de presión que venían ejerciendo los padres de familia de los alumnos de los centros educativos de esta zona.

Aunque el director distrital de Educación, Salomón Morales, dijo que el preacuerdo establece que su autoridad enviará los requerimientos (ya lo hizo ayer) de ítems al Ministerio de Educación y que, con la ‘racionalización’ que hará en otros distritos, irá dotando de más maestros a los que tienen mayor necesidad. 

Dejó claro que la atención a la demanda “no es cosa que se pueda hacer de la noche a la  mañana”, Morales admitió las necesidades apremiantes de distritos como el Plan 3.000, Satélite Norte, Yapacaní y San Julián, debido al crecimiento estudiantil que se da a causa de la elevada migración. “Ya hemos dotado de ítems a esos distritos y lo haremos tras que tengamos otros”, apuntó la autoridad escolar.
Se negó, sin embargo, a dar una cifra de los ítems concedidos y de los que se precisan para cubrir los requerimientos en los lugares citados. 

Padres
Tanto para Miriam Suárez, dirigenta de los padres de familia en Santa Cruz, como para el de Yapacaní, Deyner Machaca, el acuerdo satisface la demanda y esperarán hasta junio y si no se cumple el acuerdo, volverán al bloqueo.  Los padres de Warnes y los de Yapacaní, bloquearon ayer la carretera y la abrieron tras el acuerdo. 

Comentarios