Escucha esta nota aquí

Desde tempranas horas de la mañana, la lluvia que arrecia en al ciudad con probabilidad de tormentas eléctricas, muestra calles vacías y poco movimiento de personas por las mismas. 

Cristina Chirinos, pronosticadora del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), señala que las precipitaciones se extenderán durante la mañana mientras que en la tarde no se contemplan aguaceros.

Chirinos considera que la temperatura máxima del día rondará los 24° con vientos dirección sur.

Las precipitaciones lluviosas se registran en gran parte del Norte Integrado, que abarca las provincias de Sara, Ichilo,  Obispo Santistevan y Warnes. Además, con el trascurso del día, las lluvias avanzarán hacia la región Chiquitana.

Por su parte, la alcaldía cruceña mantiene las alertas activadas para atender el llamado de los vecinos que requieran atención de emergencia. Roxney Borda, jefe de la Dirección de Gestión de Riesgo y Emergencia Municipal, explicó a EL DEBER que todo su personal se encuentra en vigilia para atender los llamados.

Desde el Senamhi se informa que no se reportan precipitaciones de consideración en el Chaco y los Valles, regiones en las que llovió la jornada de ayer. 

Para mañana se aguarda un cambio de clima con cielos despejados y poco nubosos, situación que se extenderá durante todo el fin de semana. Por el momento, permanecerán los vientos de sur con una temperatura que oscila entre los 20 y 29° con la posibilidad de que el fin de semana el termómetro pueda superar los 33°.