Escucha esta nota aquí

Un grupo de vecinos de la comunidad Luquillas, del municipio de Porongo, marchó ayer desde la rotonda del Urubó hasta proximidades del cuarto anillo y av. San Martín, donde realizaron un bloqueo esporádico, en rechazo a la admisión de una demanda de desalojo interpuesta por otro grupo de pobladores.

La protesta no duró ni tres horas, pero fue suficiente para causar congestión vehicular en la zona, donde se formaron larga filas de motorizados, especialmente sobre el puente Foianini, que es la principal vía de interconexión entre Santa Cruz de la Sierra y Porongo.

Los vecinos de Luquillas decidieron salir a protestar para expresar su rechazo a una resolución que admite una demanda de desalojo, planteada por otro grupo de vecinos. La audiencia de conciliación ha sido fijada para mañana, a las 16:00, en la capital cruceña.

Ayer, cerca de las 11:00, los marchistas partieron desde la rotonda del Urubó, tomaron una de las vías del puente Foianini para luego instalar un bloqueo (en una vía), a pocos pasos del cuarto anillo y av. San Martín, que duró hasta después del mediodía. La medida provocó la molestia de los conductores, ya que el tráfico se tornó lento y caótico. “Por cualquier cosa bloquean y perjudican a un montón de gente”, dijo una mujer, que aguardó en su vehículo la suspensión del bloqueo para llegar a su casa, en el Urubó.

El conflicto

Severiana Éguez, dirigenta de la comunidad Luquillas, que participó de la movilización, indicó que la demanda de desalojo fue planteada por cinco personas que, según ella, no viven en la comunidad, lo que pone en riesgo a 125 familias, que pueden quedar sin sus casas y parcelas. “Somos una comunidad consolidada, con más de 100 años de vida, tenemos servicios básicos, posta y escuelas. Ahora estos señores reclaman la comunidad para ellos. Uno es un exdirigente”, indicó Éguez.

A decir de Éguez, las personas que iniciaron la demanda tienen el apoyo de la Federación de Campesinos.

Consultado al respecto, el ejecutivo de la Federación de Campesinos de Santa Cruz, Demetrio Zeballos, dijo desconocer sobre la marcha y sobre quiénes la protagonizaron, pero aseguró que la institución campesina respalda a los comunarios que están afiliados a la central y subcentral de campesinos, que son los vivientes antiguos.

Zeballos dijo que tiene conocimiento que el conflicto en la comunidad Luquillas no es nuevo y cree que el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) debe intervenir en el asunto para buscar una solución definitiva.

Tags