Escucha esta nota aquí

Desde la tarde de este jueves se intensificaron los controles en Puerto Quijarro, uno de los municipios fronterizos con Brasil, debido a que desde las 00:00 de este viernes se restringió el ingreso y salida al país. Durante los operativos, se aisló a más de dos decenas de bolivianos que intentaron entrar al vecino país sin cumplir con todos los requisitos sanitarios.

Los nacionales iban en un ómnibus con destino a la ciudad de San Pablo, pero las autoridades sanitarias de Brasil los retuvieron como medida preventiva. Luego se esperó la llegada del cónsul de Bolivia en Corumbá, Williams Simons Durán Blacutt, para derivarlos a Puerto Quijarro.

El diplomático, en su primer contacto con los connacionales y con periodistas que hacían la cobertura de este evento, señaló que eran 44 los compatriotas que pasaron a observación y que entre ellos se encontraban menores de edad, pues varios no contaban con pruebas covid. El reporte enviado por colaboradores de EL DEBER da cuenta también que el cónsul garantizó que no se vulneren los derechos de los viajeros.

Sin embargo, la mañana de este viernes Williams Simons aclaró que no eran 44 sino 27 los bolivianos devueltos al país y que no tenía autorización para brindar mayor información. EL DEBER intentó comunicarse con el director departamental de Migración, Juan José Aucachi, para conocer cifras y un balance de la primera media jornada de cierre de fronteras, pero no respondió a su teléfono.

En el video se observa al cónsul de Bolivia en Corumbá conversando con los compatriotas que intentaban ingresar al vecino país, pero que fueron devueltos. Video: Colaboradores de EL DEBER en Puerto Quijarro

Despliegan más de 700 efectivos para el control en la frontera con Brasil

Desde las cero horas de este viernes, todos los puntos fronterizos con el Brasil quedaron cerrados por siete días como medida para controlar la escalada de casos de coronavirus y la amenaza de la variante de Manaos, que está causando estragos en el vecino país.

Solo en Santa Cruz, más de 700 efectivos, entre policías y militares, se encargarán del control especialmente en los dos pasos fronterizos más importantes de Puerto Quijarro y San Matías.

El comandante departamental de la Policía, Vladimir Orlando Ponce, confirmó anoche que 200 efectivos policiales fueron desplegados hacia la frontera con el vecino país, para apoyar la labor de los militares.



Comentarios