Escucha esta nota aquí

El candidato a vicegobernador por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Pedro García, denunció a través de los medios de comunicación, que la agrupación Creemos está recibiendo apoyo económico de la Alcaldía cruceña para realizar su campaña, como parte de un acuerdo para no disputarse los votos. Al respecto, la vocera de Creemos, Paola Aguirre, calificó de vergonzosa tales afirmaciones y pide al candidato del MAS que presente pruebas.

La polémica se instaló esta semana luego de que García afirmara que el acuerdo entre Santa Cruz Para Todos (SPT) y Creemos se sostiene por la promesa de brindar el respaldo financiero necesario para que Camacho no participe en las elecciones municipales y no le reste votos a la actual alcaldesa, Angélica Sosa. Además, considera que el dinero podría tener su origen en un crédito de la CAF gestionado por la Alcaldía para completar las obras del BRT y que supera los 36 millones de dólares.

“Nos asalta la sospecha de que, por ahí, se estuviera usando recursos públicos para costear las campañas”, expresó el candidato del MAS,  quien insiste en asegurar  que el crédito fue concedido con un aval del entonces ministro de Economía, Branko Marinkovic.

Al respecto, la vocera de Creemos pide mayor responsabilidad ante los comentarios malintencionados que se emiten en el fragor de la batalla electoral y no cuentan con el debido sustento. Así mismo, rechaza las “acusaciones verbales de Pedro García que quiere convertir la política en un circo político”.

Para Aguirre, las acusaciones de García no cuentan con respaldo ni credibilidad y son fruto de “su inexperiencia política”. La campaña exige a los candidatos un comportamiento “consecuente, responsable y transparente” puntualiza la vocera de Creemos.

Alude a Gary Áñez

Las acusaciones de García sobre el posible acuerdo entre SPT y Creemos se remiten a una interpretación que realizó de la ruptura entre Gary Áñez, hoy candidato al municipio por Comunidad Ciudadana- Autonomías por Bolivia, y Luis Fernando Camacho.

Según el postulante del MAS, la separación se produjo ante la presencia de personas allegadas a Sosa, quienes serían los financiadores de la campaña del binomio Camacho-Áñez.

En el programa ‘Influyentes’ de EL DEBER Radio, Gary Áñez dijo que en el entorno de Camacho hay personas cercanas a Sosa, “pero que están en su derecho a trabajar con quien quieran”. Además, dijo que se le debe consultar al mismo Camacho si está recibiendo apoyo económico de la Alcaldía y de SPT para su candidatura.

También dijo que en las reuniones no se revela de modo abierto cómo se financian las campañas, “pero uno, como periodista, ya sabe cómo son las cosas”.

Pedro García mantiene su interrogante sobre cómo se sostiene el financiamiento de Creemos, ya que considera que “nadie tiene plata para costear dos campañas de esa magnitud”.

No obstante, el MAS también ha presentado candidatos para los dos gobiernos autonómicos, por lo que EL DEBER le preguntó a García cómo financia su campaña. “A mí me han llegado aportes en especies (pinturas, poleras, banderas) y Mario Cronenbold nos apoya con los afiches ya que cuenta con una imprenta”, aclara García. También revela que el costo del combustible es un aporte que recibe de la familia de su esposa.

Según Pedro García, él ha solicitado que todos los aportes económicos que reciba “tienen que ser bancarizados y explicar de dónde provienen y cuál es el destino asignado”.

Hasta el momento, reconoce, “Mario está sosteniendo gran parte de la campaña con el aporte de algunos empresarios amigos que están apoyándole”. Y también descarta cualquier apoyo del gobierno central.

Uso de bienes del Estado

Más adelante, Pedro García también criticó el uso de bienes del Estado para las campañas, así como las  obras priorizadas por el actual gobierno municipal cruceño, que priorizó el cemento antes que la salud.

Para evitar que los recursos y los bienes del municipio puedan desviarse al apoyo de los candidatos, García plantea la urgencia de una fiscalización rigurosa, “dólar por dólar” de parte de los concejales.  También ha solicitado que la Contraloría pueda ejercer la fiscalización de créditos de organismos internacionales como la CAF.

Dice que “no se debe utilizar recursos públicos para proselitismo y campañas electorales” por lo que también amplía la solicitud de fiscalizar el buen uso de los recursos tanto a los integrantes de la Asamblea Departamental como a los de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Sobre el tema, la vocera de Creemos también critica el uso de bienes públicos para actos de campaña como ocurrió con Adriana Salvatierra, candidata del MAS a la Alcaldía cruceña, durante la entrega de las pruebas de antígeno nasal para detectar Covid-19. 

Insiste en que la presencia de los candidatos del MAS en ese acto y la posterior réplica de las fotos como parte de su acción de campaña demuestra “el descaro (del MAS) y la situación de desventaja” en la que se encuentran los demás partidos.



Comentarios