Escucha esta nota aquí

Tal como se había anunciado, el departamento de Santa Cruz recibió 450.000 vacunas contra la rabia canina y felina para su campaña de vacunación, denominada de mantenimiento, porque tendrá como puntos de inmunización a los centros de salud y no se hará casa por casa debido a la pandemia de coronavirus.

Las dosis ya fueron distribuidas a las provincias, por lo que varios municipios ya han comenzado a aplicarlas, mientras que en la ciudad capital se espera hacerlo dentro de diez días, es decir, a partir del mes de noviembre.

El gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Alberto Hurtado, destacó que todas las dosis que se disponen para esta campaña son de cultivo celular, que garantiza una mayor inmunidad en el animal.

La vacuna es gratuita y solo se precisa de una dosis anual para que la mascota quede protegida contra la mortal enfermedad, resaltaron autoridades sanitarias.

El Sedes ya ha hecho llegar las vacunas a las redes de salud Obispo Santistevan, Andrés Ibáñez, Guarayos, San Matías, Velasco, Germán Busch, Vallegrande Manuel María Caballero y Ñuflo de Chávez, por lo que en varias de estas zonas la campaña de vacunación ya ha comenzado.

Ventajas

Las vacunas de cultivo celular (a base de virus cultivados en líneas celulares libres de tejido nervioso) tienen la ventaja de generar inmunidad más rápida en los animales que las CRL (de Cerebro de Ratón Lactante) que se usaban tradicionalmente y que recién generan una protección a los 21 días de su aplicación.

Además, las nuevas dosis dan una protección más prolongada, pues se precisa solo de una vacuna por año para que la mascota quede protegida.

Según los datos oficiales, en lo que va del año Santa Cruz ha registrado solo dos casos de rabia canina, lo que representa una caída significativa de los casos, si se compara con los datos del 2017, cuando se contabilizaron 664, a lo largo del año.

Precisamente, las autoridades sanitarias atribuyen este logro a la introducción de la vacuna de cultivo celular, que se comenzó a aplicar desde finales de 2017 en la ciudad capital.

En 2018 se la usó también en los otros municipios metropolitanos que eran los que concentraban los casos de rabia canina, lo que se repitió en 2019.

Dosis para humanos

El Sedes también ha empezado con la distribución de 800 series de vacunas y 400 sueros para tratamientos profilácticos para humanos, que también se aplican de forma gratuita a las personas que han estado expuestas a mordeduras de animales infectados.

La rabia canina se encuentra bajo control desde 2018 y las autoridades esperan que la incidencia de casos siga siendo baja durante tres años consecutivos para conseguir la certificación que avale la eliminación del mal en el departamento.

Con relación a la rabia humana, este año no se ha registrado ningún caso, mientras que el 2019 hubo personas que murieron con este mal. Entre 2017 y 2018 se registraron ocho casos (cuatro en cada gestión).

Comentarios