Escucha esta nota aquí

La elección de la directiva en la Asamblea Legislativa Departamental sigue dando qué hablar. Una carta firmada por Ramiro Valle, representante del pueblo guaraní, expresa su renuncia al cargo como tercer vocal y denuncia el procedimiento de elección utilizado para nombrar la directiva.

"Mi persona no asumirá dicho cargo por estar al margen de la legalidad", explica Valle en una extensa carta dirigida a los miembros de la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz. En la misma, cuestiona el sistema de elección asumido para la elección tanto del comité Ad Hoc como de la directiva, en la cual no se tomó en cuenta el sistema de elección que caracteriza a los pueblos originarios y campesinos del departamento.

Valle critica la actitud intolerante de Creemos "utilizando mecanismos antidemocráticos y de imposición como es el escrutinio", para la elección de la directiva Ad Hoc. Según manifiesta en la carta, se les impidió ejercer la democracia comunitaria "que tiene el mismo rango constitucional que la democracia directa y representativa".

El asambleísta en representación del pueblo guaraní amplía su denuncia a los actos posteriores a la elección de la directiva Ad Hoc, donde la plancha presentada por Creemos se impuso con 15 votos frente a los 11 que obtuvo la propuesta del MAS. Para Valle, cuando los asambleístas del "Pacto de Unidad" se retiraron "para reunirse y organizarse para retomar la sesión y elegir a la directiva", sus pares de Creemos actuaron con "hostigamiento, violencia y persecución".

Ante el riesgo que corrían por estas amenazas, debieron refugiarse en el edificio del Conaltic, afirma la carta.

En estos mismos ambientes, los asambleístas departamentales del MAS y los representantes de los cinco pueblos indígenas presentes en la Asamblea Departamental, sellaron un pacto de unidad días atrás. 

Valle recuerda que, fruto de ese acuerdo, la Asamblea debería estar presidida por un representante indígena. Se conoce que la propuesta del MAS postularía a Valle como presidente para el órgano deliberativo departamental.

El Pacto de Unidad ha sido cuestionado por parte de los representantes indígenas en la Asamblea. Roberto Urañavi, asambleísta por el pueblo guarayo, aseveró a EL DEBER Radio que su nombre aparecía en el documento, pero que él no se presentó ni en el Conaltic, ni suscribió el pacto. Además, se expresó de manera tajante para pedir respeto a los pueblo indígenas ante el manoseo y manipulación por parte del MAS.

Desde Creemos, Paola Aguirre, califica el pacto como una farsa y anuncia un pronunciamiento oficial de respuesta para mañana lunes.

Comentarios