Escucha esta nota aquí

El Fuerte reabrió al público. Y es un alivio para Samaipata, porque representa para esta región uno de sus grandes ingresos económicos y, además, es el encuentro de los extranjeros con uno de los sitios arqueológicos precolombianos más importantes de Bolivia y del continente. El lugar, que es Patrimonio Cultural de la Humanidad, había sido cerrado el jueves, pero la alcaldesa Mary Elena Toledo y dos concejalas ordenaron se reapertura. Este fin de semana, los visitantes han estado ingresando al sitio de forma normal

Qué pasó

Después de los sucesos ocurridos en el pueblo, donde un grupo de bloqueadores agresivos sembraron el terror en Samaipata y tras las denuncias de un supuesto apoyo del alcalde Flavio López a estas personas, el Comité Cívico de Samaipata y el Movimiento Ciudadano Samaipateño organizaron un cabildo para pedirle al Concejo Municipal que se eligiera a otro alcalde. El motivo principal fue porque ya no se sentían representados por el burgomaestre.

López ingresó en la clandestinidad. El Concejo nombró alcaldesa a Mary Elena Toledo y el edificio de la Alcaldía se mantiene cerrado desde hace más de 20 días. Lo que se espera es que Flavio López renuncie y se haga la sucesión oficial; sin embargo, él dijo a EL DEBER que no dimitirá. 

Tanto López como Toledo son integrantes del MAS, pero la segunda se apartó de su ideología y apoyó al pueblo. Según el abogado de la alcaldesa, Alejandro Pinto, la situación seguirá marcada por la incertidumbre hasta que el alcalde dé la cara ante el Concejo. 

Pinto contó que los funcionarios municipales estaban atendiendo en el Centro de Investigaciones Arqueológicas de Samaipata, pero un grupo de ciudadanos los obligó a desalojar el lugar y luego le pusieron candado a la oficina del CIAS.

Según el jurista, la directora del centro, Arely Soliz, dijo el jueves que el secretario Norberto Borda y otros ocho funcionarios la obligaron a cerrar las oficinas de El Fuerte. 

El viernes, a las 11:00 -según contó Alejandro Pinto-, la alcaldesa y dos concejalas subieron hasta El Fuerte y ordenaron la reapertura del sitio. Se atendió a la gente desde las 13:45 hasta las 16:00. Y el sábado, la boletería continuó con su trabajo entre las 8:30 y 16:00. Este domingo y la próxima semana seguirá la atención normal.

El Concejo anunció que se citará para el martes al secretario municipal, Norberto Borda, a fin de que brinde un informe sobre lo ocurrido, pero no se sabe si asistirá a la cita. En tanto, la alcaldesa Mary Elena Toledo seguirá trabajando desde el Concejo.