Escucha esta nota aquí

El rebalse de canales en la provincia cruceña de Ichilo a causa de las intensas lluvias registradas en las últimas horas tiene en vilo a más de 1.000 familias que habitan en la región. La tarde de este 5 de enero, las autoridades reportaron que a estas se suman otras 150 familias del municipio de San Juan de Yapacaní, las cuales podrían ser evacuadas debido a la crecida de los ríos.

El reblase de canales en la comunidad Ayacucho, distante a 65 km del área urbana de San Juan, conllevó que el agua inunde las casas de la zona y las autoridades prevén evacuación para las próximas horas. En el área urbana el agua también anegó los barrios Bella Unión y Libertad. Los afectados podrían ser trasladados a un coliseo.

Aproximadamente a las 13.00 de hoy, las intensas lluvias provocaron el colapso de otros canales que existen en la zona haciendo que el agua ingrese a los domicilios. “El municipio está en emergencia, posiblemente vamos a tener que evacuar a estas familias, el agua se ha entrado a los domicilios, les llevaremos alimentos, vituallas y agua para consumo de las familias más afectadas”, explicó a EL DEBER la responsable de la unidad de Gestión de Riesgos, Edelmira Ortiz.

Mientras tanto, desde la dirección de Obras Públicas anunciaron que, a pesar de contar con una sola maquinaria, realizarán la limpieza de los canales.

En horas de la mañana, se conoció que unas 35 familias fueron afectadas por la crecida del río Ichilo, en el sector de Puerto Grether. Actualmente, el río presenta una crecida extraordinaria de 13,2 metros, según el reporte de las autoridades locales.

El responsable de la Unidad de Gestión de Riesgo de la Alcaldía de Yapacaní, José Manuel Fito, reportó a EL DEBER que unas 1.000 familias, que habitan en más de 40 comunidades de la región, son vulnerables a la crecida de dicho río.

Comentarios