Escucha esta nota aquí

En los municipios cruceños fronterizos con Brasil, donde hace tres semanas se inicio la vacunación como parte de un cordón de inmunización, es baja la demanda de la población. 

A inicios de abril el Servicio Departamental de Salud (Sedes) determinó ampliar la inmunización a todos los mayores de 18 años, solo en municipios fronterizos con Brasil, país que está golpeado por una nueva ola de contagios. Ante ello, San Matías, Puerto Suárez, Puerto Quijarro, San Ignacio de Velasco y el Carmen Ribero Tórrez ampliaron la cobertura. 

El director del Sedes, Marcelo Ríos, lamentó  la disminución de la velocidad de la vacunación en frontera, porque hay grupos que rechazan las dosis. 

"Hay grupos que rechazan la vacunación, que no quieren ser vacunadas, por desconocimiento o por infundados temores", lamentó. 

Ante esta situación, explicó que se analiza que las dosis que quedan en los estos municipios se redistribuyan a otras zonas donde hay demanda. 

El gobernador Rubén Costas, ayer cuando recibió la primera dosis contra el coronavirus, pidió a la población perder el miedo a la vacuna. 

"No tengan miedo a la vacuna, en la historia de la humanidad las pandemias se controlan vacunando a la población", remarcó. 

Pocos eventos adversos

El gerente de epidemiología del Sedes, Carlos Hurtado, remarcó que en el departamento ya se aplicaron dosis de tres tipos de vacunas: Sputnik, AstraZeneca, Sinopharm, y ninguna provocó algún evento adverso de alarma.

 Agregó que solo se registraron alrededor de 30 casos de reacciones leves, entre estas dolor de cabeza, fiebre y diarrea. 

Según el informe del Ministerio de Salud hasta el 30 de abril en Santa Cruz se aplicaron 137.510 primeras dosis y 61.943 segundas dosis. 

Comentarios