Escucha esta nota aquí

Con los ajustes que las autoridades municipales prevén hacer en el servicio aseo urbano de Santa Cruz de la Sierra, la red de recicladores pide ser tomada en cuenta en la cadena de recolección y reciclaje.

El asesor técnico de este sector, Roy Carlos Gutiérrez, indicó que no tienen conocimiento de las nuevas especificaciones del nuevo contrato y tampoco les han informado si serán tomados en cuenta dentro de la cadena de la operación.

“Si el nuevo operador va a manejar prácticamente la basura de Santa Cruz de la Sierra, debiera el municipio contemplar algunas condiciones favorables para los recicladores dentro de esa nueva contratación”, remarcó Gutiérrez.

Señaló que hasta ahora se devela información sobre las condiciones del servicio establecidas en el Documento Base de Contratación, lo que puede abrir un punto de conflicto. Este sábado tienen previsto un ampliado donde se tomarán determinaciones en este tema.

Neyda Tamayo, presidenta de la Red de Recicladores, dijo que aglutinan a 45 asociaciones de Santa Cruz. Como uno de los datos, arrojó que los recolectores de vidrio logran almacenar 50.000 kilos por mes para entregar a las empresas demandantes.

Ayer sostuvieron una reunión con representantes de Emacruz, donde no abordaron este tema, pero fortalecieron oportunidades de negocios.

La directora de Gestión de Residuos Sólidos de Emacruz, Diana Rodríguez, informó que se viene trabajando con los recicladores de manera constante. Además de entregarle la acreditación, les brindan capacitaciones.

Las autoridades municipales adelantaron que el nuevo servicio, que será licitado en los próximos días, contempla cuatro contratos e incluye la implementación de una planta de tratamiento en el vertedero y basureros subterráneos en mercados.

El secretario de Administración y Finanzas, Mario Centellas, señaló que las nuevas condiciones para el servicio contemplan dos contratos con una vigencia de ocho años para el barrido y recolección de residuos, esto significa que dos operadores se encargarán del aseo y no uno, como ocurre actualmente.

La tercera licitación es para el relleno sanitario, también con una vigencia de ocho años; y la cuarta, para la planta de tratamiento que será instalada en el vertedero municipal.

Comentarios