Escucha esta nota aquí

Por: Jessica Vega Muñoz

Como una esperanza de sobrevivencia los privados de libertad de la cárcel de Palmasola recibieron ayer su primera dosis anticovid, inmunización que beneficiará como primera etapa a 1.700 personas mayores de 40 años, de las cuales 200 ya fueron vacunadas.

Un recluso de 68 años, indicó que recibir la vacuna significó una posibilidad de permanecer vivo. “Me siento muy tranquilo y ahora con la esperanza de poder sobrevivir un tiempo más, tenemos mucho que vivir y a pesar de estar aquí en la cárcel tenemos una familia que nos espera”, manifestó.

La mayoría coincidió que la vacunación es positiva porque muchos de los internos ya enfermaron, algunos pasaron días muy duros, y además de estar encerrados en la cárcel tuvieron que ser aislados para no contagiar el virus al resto de los reclusos.

“Gracias a Dios ya hemos recibido la vacuna, ahora esperemos que sea la voluntad de él para no enfermarnos”, dijo otro recluso.

Algunos de los privados manifestaron sentirse nerviosos antes de recibir su primera dosis y otros esperaban emocionados, ya que en días pasados las autoridades del centro penitenciario les brindaron la información necesaria para que estén preparados.

El director de Régimen Penitenciario, Mauricio Romero, indicó que la vacunación se coordinó con el Servicio Departamental de Salud (Sedes), y el primer día se extendió hasta las 16:00, donde 200 de los 1.700 reclusos entre varones y mujeres, fueron los primeros en recibir la Sputnik V.

Detalló que son 25 personas las encargadas de vacunar a los internos, 15 son trabajadores en salud de la Red Sur que ingresarán para aplicar las dosis y otras 10 personas dependientes de Palmasola apoyarán el trabajo. “Se completó el primer día de vacunación, pero vamos a retomar el trabajo el próximo martes después del feriado. Pretendemos completar la vacunación de las 1.700 personas en una semana”, apuntó.

Hasta este viernes había 13 internos contagiados con coronavirus, nueve de ellos son privados que estaban ya recluidos en Palmasola y los otros cuatro fueron derivados de la cárcel de Montero. “Teníamos a uno de los reclusos grave, fue trasladado a un centro afuera de Palmasola, pero nuevamente lo tenemos en la cárcel. Las 13 personas están estables, aisladas y recibiendo sus tratamientos”, aseguró Romero.

Comentarios