Escucha esta nota aquí

“Los que compran objetos de dudosa procedencia son los ambulantes que están en la calle Campero; nos hacen quedar mal y no los podemos sacar”, señala Rodolfo Ochoa, ejecutivo de los comerciantes del mercado Los Pozos respecto a los cachivacheros. Asegura que a sus asociados se les ‘recomienda’ registrar la cédula de identidad, pedir factura o recibo del artículo que van a comprar y hacer un documento de compraventa. 


Ochoa pide que las autoridades los ayuden a sacar a las personas que, desde el primer anillo hasta el comercial Los Pozos están ‘rescatando’ mercadería de dudosa procedencia y exautoridades también piensan que la intervención en el lugar es necesaria y que se debe hacer de forma conjunta entre todas las instituciones. 
“Buscaremos una estrategia para poner fin a esa situación pero de forma coordinada. Se hacen operativos que son un saludo a la bandera, pero eso va a ser diferente; lo garantizo, tendremos un plan para poner ‘coto’ a esto”, aseveró el comandante de la Policía departamental, Rubén Suárez. No obstante, subrayó que no se debe estigmatizar a todos los comerciantes y que se debe hacer una investigación profunda y responsable en el lugar. 


En la misma línea, los secretarios de Seguridad de la Gobernación y de la Alcaldía consideran que la problemática debe ser abordada de forma interinstitucional y que el Consejo de Seguridad Ciudadana es la instancia que debe actuar. 


“Quienes adquieren objetos en el lugar, alimentan la demanda de esos productos. Debe haber concienciación y compromiso de la ciudadanía”, opinó José Ayala, de la Alcaldía. 
Asimismo, el exjefe policial Rolando Fernández dijo que deben haber controles permanentes y no acciones reactivas ante un hecho de sangre o una denuncia. 
El fiscal de distrito, Freddy Larrea, pidió un cuestionario  para referirse al tema, pero hasta el cierre de edición no se obtuvo su respuesta. 

Comentarios