Escucha esta nota aquí

“Justamente para no cerrar puntos de vacunación hemos decidido trasladar vacunas de un centro a otro”, indicó ayer por la tarde el gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, que junto a su equipo tuvo que hacer una distribución de las dosis que quedaban en los puntos de vacunación para garantizar la aplicación de primeras dosis en todos los espacios de inmunización de la ciudad, al menos hasta este viernes.

La medida fue adoptada luego de que algunos puntos de vacunación reportaran que ya no disponían de dosis para vacunar a más adultos mayores, lo que en primera instancia llevó al Sedes a pensar en el cierre de estos puntos.

“Por ejemplo, acabamos de llevar dosis al centro Prosalud del barrio Foianini, que ya no tenía vacunas, de otro centro que disponía lo suficiente; igualmente llevamos al Elvira Wünderlich del Centro de Especialidades de la Uagrm. Entonces estamos tratando de no cerrar puntos, sino remover lo poco que tenemos”, agregó Hurtado.

Este trabajo se hizo con 5.000 dosis quedaban en distintos puntos de vacunación, pero se estima que esto alcance solo hasta el viernes, por lo que las autoridades volvieron a exigir que, como una medida urgente, el Gobierno disponga una redistribución de dosis en el país; es decir que se pueda traer a Santa Cruz desde regiones donde no tienen mucha demanda.

Hurtado aclaró que las que se están acabando son todas primeras dosis, pero quedan segundas dosis de Pfizer y Sinopharm para quienes ya recibieron la primera.

Hurtado indicó que junto con las nuevas autoridades realizaron una inspección a los puntos de vacunación y se ha podido ver con preocupación la falta de vacunas., como ya se lo había alertado.

“Por eso es que exigimos al Gobierno que reubique (las dosis)”, insistió y recordó que cuando empezó a azotar la nueva variante, el Sedes de Santa Cruz dispuso vacunas de la ciudad para llevar a la frontera. “Hay otros departamento que no están ocupando sus vacunas, hay muchas personas de Santa Cruz que están yendo a esos departamentos, porque allá se ha iniciado la vacunación”, advirtió.

De todas maneras se adelantó que se está trabajando en una estrategia para abrir 20 puntos más, entre colegios, coliseos, clínicas, Feria Exposición y otros, y además se está trabajando desde la Secretaria Departamental de Salud y desde el Sedes para que se pueda abrir la vacunación en todos los centros de salud que son 68 en la ciudad.

Vacunación

Hasta el momento se han vacunado a más de 80.000 adultos mayores de 60 años, pero faltan otros 160.000.

El Sedes indicó que hay más de 210.000 vacunados en Santa Cruz, con lo que se espera que la tercera oleada no puede generar efectos de gran magnitud.
También reforzarán el trabajo coordinado y fortalecerán los centros aislamiento, para evitar que los casos activos estén contagiando en las calles.

Sobre la Sputnik V

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, tiene sus observaciones a la ampliación del periodo de aplicación de la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V. Argumenta que se reunieron con alergólogos e infectólogos para consultarles si esta se puede aplicar después de los 28 días. 

“No hay algo científicamente demostrado y hasta que no tengamos eso seguiremos afirmando que se tiene que colocar dentro de los 28 días”, desechando los 90 días que ha instruido el Ministerio de Salud y que ha sido aplicado por los Sedes.

Consultado sobre el comunicado del fabricante Gamaleya, que corrobora que el lapso entre las dosis puede llegar a los 90 días, dijo que están en proceso de verificación de la información. “Tenemos que ver que esto sea cierto y que no se esté dando porque no hay la producción de vacunas”.


Comentarios