Escucha esta nota aquí

Llegó septiembre y Santa Cruz se alista para su aniversario luciendo sus mejores galas. Los tajibos blancos lucen espléndidos mientras la bandera cruceña ondea en numerosos edificios públicos y privados. La misma plaza principal 24 de septiembre ha recibido el mes con una peculiar decoración que hace referencia a las tradiciones de la región.

Entre tanto esfuerzo por festejar septiembre, desentona el deterioro marcado del edificio que acoge a la Brigada Parlamentaria Cruceña. Techos caídos, fugas de agua y un descuido general se advierten en plena Plaza principal.

La refacción general del edificio, tanto de la fachada como del arreglo que se requiere en tuberías y cableado, asciende a algo más de medio millón de bolivianos. Tanto la Sociedad de Ingenieros de Bolivia (SIB), como el seguro contratado por la Asamblea Legislativa contemplan un presupuesto similar.

La SIB realizó un estudio profundo del edificio y sus necesidades en mayo del presente año y entregó su propuesta el 9 de junio. En el informe se detalla la necesidad de realizar modificaciones en las instalaciones para detener el deterioro sistemático del edificio por humedades, filtraciones y goteras.

Similar cotización maneja el seguro contratado por la ALP para el mantenimiento y cuidado de los edificios a su cargo. El actual edificio de la Brigada corresponde a un bien patrimonial a cargo de la ALP y, por tanto, las refacciones competen a dicha institución.

El presidente de la Brigada Parlamentaria Cruceña, José Carlos Gutiérrez, lamenta la situación actual en la que se encuentra el edificio y señala la falta de gestión oportuna de la oficina de Recursos Humanos de la ALP como la responsable en la demora.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani, acudió el 5 julio para inspeccionar el edificio y dar curso a las solicitudes presentadas por los asambleístas. En aquella ocasión, Mamani apuraba a los legisladores para que busquen un nuevo espacio donde sesionar. 

“Desde el 20 (de julio) estamos iniciando ya (la logística de ejecución de obras) para hacer la refacción. Antes del 20 ustedes tienen que abandonar el edificio. Siempre vamos a buscar la comodidad para que puedan atender a las hermanas y hermanos”, dijo Mamani, según recoge el portal digital de la Cámara de Diputados.

Como presidente de la Brigada, Gutiérrez refiere que "hemos hecho todas las representaciones necesarias desde diciembre", a poco de acceder al cargo de asambleísta plurinacional, pero "nos chocamos con las mentiras del MAS".  Se refiere al incumplimiento de la palabra ofrecida por el presidente de la Cámara Baja.

El vicepresidente de la Brigada, y asambleísta por el MAS, Rolando Cuéllar, explica los motivos de la demora para iniciar la refacción del edificio. "Hay mucha burocracia con el seguro, se trata de una demora administrativa entre el seguro y la oficina de Recursos Humanos de la Asamblea", indica a EL DEBER.

Cuéllar dejó de lado las críticas hacia el presidente de la Brigada, a quién cuestionó a principio de año por la falta de acción, para justificar la actitud de Mamani. Ahora, en colaboración con toda la directiva de la Brigada, buscan acelerar los trámites. "Ya nos hemos sentado (a dialogar) para que se agilicen las gestiones", afirma.

Lento avance del proyecto de ley

En paralelo a la tramitación con el seguro por parte de la ALP, la Brigada impulsa un proyecto de ley que declare el edificio como Patrimonio Histórico. Este paso permitirá que "otras entidades colaboren en el mantenimiento de manera permanente", apunta Gutiérrez.

Con esta declaratoria, la Brigada puede gestionar recursos de la Gobernación, de la Alcaldía o del Ministerio de Culturas. Incluso, agrega el legislador, podrían gestionar fondos desde el exterior.

El proyecto se encuentra en la Comisión de Pueblos Indígenas Originarios y Campesinos, en concreto en el comité de Patrimonio. El asambleísta de Creemos Leonardo Ayala integra dicho comité, aunque asegura que hace unas semanas estuvo de baja y no ha podido seguir los avances.

De acuerdo a Ayala, el comité ha realizado las consultas necesarias para dar viabilidad al proyecto. Entre ellas, se remitió una comunicación a la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra para saber si existen o no conflicto de intereses con el edificio en cuestión. 

Ayala espera que el proyecto de ley para declarar patrimonio histórico al edificio de la Brigada Parlamentaria Cruceña pueda concretarse en este mes y ser presentado a la plenaria de la Cámara de Diputados, puesto que no se contempla observaciones al mismo.





Comentarios