Escucha esta nota aquí

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) y la Dirección Departamental de Educación (DDE) se reunieron el sábado y acordaron emitir una instructiva para todos los establecimientos educativos para que refuercen los filtros que permitan disminuir la influenza.

Recordaron que el primer filtro es la casa, por lo que piden a los papás que no envíen al colegio a los niños que tienen síntomas de tos, fiebre o dolor de garganta.

Luego, en el colegio, los porteros, regentes, directores y maestros deben identificar a los escolares enfermos y enviarlos a su casa para que le den asistencia médica.

De igual manera, solicitan a la Alcaldía que pueda dotar de alcohol en gel para que los estudiantes ingresen con las manos limpias.

Salomón Morales, director de DDE, indicó que de ser necesario, en las escuelas que tengan muchos casos de influenza se valorará la suspensión de clases, aunque todavía no se ha dado esta situación.

Recordó que las vacaciones se mantienen del 4 al 16 de julio para los estudiantes de colegios particulares, fiscales y de convenio.