Escucha esta nota aquí

Los artesanos chiquitanos buscan formas de superar la crisis ocasionada por la pandemia. Ante la falta de turistas que acudan a la región, han optado por trasladar sus productos a la capital cruceña para comercializarlos. La campaña 'Chiquitos Vive' impulsa la venta de estos trabajos en apoyo a las familias artesanas.

Rubens Barbery, presidente del Cepad (Centro para la Participación y el Desarrollo Humano Sostenible), señala que la campaña Chiquitos Vive “ busca fomentar la industria creativa y cultural de las artesanías con identidad, poner en valor la cultura viva que caracteriza a Chiquitos y generar ingresos para las productoras artesanales". 

El proyecto nace en 2019 como una forma de contribuir a la recuperación de la región tras los incendios forestales que afectaron a los diversos municipios. Los conflictos políticos y sociales que paralizaron el país y, posteriormente, la pandemia han agravado la situación y han profundizado la situación económica de las familias chiquitanas. 

Se ha hecho un trabajo conjunto, durante 6 meses, entre el Cepad y las familias artesanas. La reconocida artista visual Roxana Hartmann asistió en el diseño y control de calidad a las artesanas de cinco municipios de Chiquitos: San Miguel, San Ignacio, Concepción, San José y Roboré.

La mirada de los productores se vuelca al mercado local para distribuir y vender las artesanías. Barbery señala que se ha ampliado la oferta de los productos para que sean funcionales al hogar, pero conservan su identidad chiquitana.

Una alianza con Farmacorp permitirá la venta de las artesanías sin costo adicional en esta cadena farmacéutica. Todos los ingresos irán a un fondo sostenible que será utilizado para renovar stock, crear nuevas líneas de productos exclusivos y aumentar la cantidad de beneficiarios del programa.

Estos son algunos de los trabajos que usted podrá adquirir y que son ideales para obsequiar a las reinas del hogar en el Día de la Madre:



Las Cucharas Tierra Colorá y su porta utensilios fueron producidas en San Ignacio de Velasco y en Santa Ana de Velasco. El ángel Chiquitano tallado a mano es el símbolo más destacado de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos, mientras que las randas talladas en los cucharones son iguales a las existentes en las columnas que sostienen siglos de historia en los templos misionales. 

 Los individuales Casa-tierra fueron producidos en San José de Chiquitos. Están hechos de hilos con colores terracota, verdes y un juego de azules. Todos diseñados para llevar a la mesa, donde se reúne la familia, el aire de nuestra identidad.

El Porta Celular Cable a Tierra fue producido en el municipio de San Miguel de Velasco. 

Comentarios