Escucha esta nota aquí

“Además de mis tres PCR positivo y luego mis dos negativos, tengo una tomografía de la primera vez y ya estaba completamente normal. Eso quiere decir que ya no tenía Covid-19. Entonces, lo más seguro es que me haya reinfectado porque tuve síntomas claros de nuevo”, afirma el médico intensivista, Marvin Díez. 

Él desde el primer día de la pandemia estuvo en primera línea en Beni. Se contagió en mayo por primera vez, lo confirmaron tres pruebas PCR. Luego del tratamiento en aislamiento, tuvo dos pruebas negativas y no le quedó ninguna secuela.

Sin embargo, una sorpresa nada agradable llegó a finales de junio, volvió a presentar toda la sintomatología, esta vez más severa; con escepticismo se hizo la prueba y salió de nuevo positivo.

Su caso está documentado por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Beni, instancia que lo clasifica como reinfección.

A poco más de seis meses del primer caso de coronavirus en el país y de la declaratoria de pandemia en el mundo, la población y los especialistas siguen aprendiendo de esta nueva enfermedad.

Algo sí está claro, la reinfección por coronavirus es posible. Así lo documentan un par de estudios a nivel internacional. Aunque aún se investiga la incidencia de esto.

En el sistema de salud del país recién se abre esta posibilidad. Hay monitoreo aislado de casos, que aún están en estudio.

Conozca la historia de cuatro pacientes, contadas por ellos y sus médicos, que luego de dos pruebas negativas, volvieron a dar positivo a coronavirus.

La primera vez lo pasé como un resfrío

Contar el proceso de la enfermedad, sin dificultad para recordar las fechas de los análisis, es algo casi común en los pacientes que pasaron por coronavirus. Así lo hace Marvin, quien detalla que el primero de mayo dio positivo, por primera vez, pero fue ‘casi’ asintomático: solo presentó dolor de cabeza y una leve molestia en el pecho.

El 23 y 28 de mayo repitió la prueba PCR, ambas salieron de nuevo positivo. Su cuarta prueba, y primera negativa, fue el 8 de junio y 11 días después tuvo su otra negativa. Sumado a esto se hizo una tomografía en la que salió “todo normal”.

Sin síntomas, Marvin retornó a trabajar al hospital, pero luego de casi un mes volvió a presentar dificultades: esta vez perdió el olfato y el gusto, tuvo tos, fiebre y dolor de cabeza.

“Los laboratorios indicaban que ahora mi carga viral era alta. Me hice una nueva tomografía y tenía neumonía por Covid-19. Mis pulmones estaban bastante comprometidos”, recuerda.

“Con tantas pruebas (en la primera infección) no había error en ese diagnóstico, quizás no desarrollé anticuerpos porque mi enfermedad fue leve y al estar expuesto nuevamente el virus me afectó con mayor celeridad”, contó a tiempo de citar literatura internacional sobre estudios de esta nueva enfermedad como tratando de entender y a la vez justificar lo que atravesó.

Este no es el único caso de un médico que pasó por esto en Beni.

“Antes de que me digan que di positivo de nuevo había dos colegas que cayeron con sintomatología y llegaron a terapia, pero conmigo se hicieron todos los estudios para corroborar”, remarca.

El director del Sedes de Beni, Jorge Gómez, explicó que, por un monitoreo constante solo con médicos del departamento evidenciaron, a travès de laboratorios, que un grupo de 15 habían dado positivo nuevamente.

“Son médicos que superaron la enfermedad. Tenían sus dos pruebas negativas y, al mes o mes y medio, volvieron a presentar síntomas y dar positivo”, afirma Gómez para dejar en claro que están seguros de que se trata de reinfección.

Marvin está trabajando otra vez en el hospital. Ya superó la enfermedad en el mes de agosto. Aunque esta vez, a diferencia de junio, tiene secuelas: congestión nasal, molestia en la garganta y dolor de espalda.

Estuvo al borde de la muerte

Durante los primeros días de mayo, Fernando Vaca, un civil de Beni, confirmó con hisopado que lo que pensó que era resfrío, en realidad era coronavirus. Su sintomatología fue leve, solo tuvo fiebre y molestia en la garganta que le duró una semana.

Un mes y medio después, el 24 de junio volvió a dar positivo, esta vez tuvo neumonía por Covid-19: “Un día amanecí de nuevo como resfriado... a los días no podía respirar, mis pulmones colapsaron. Estuve al borde de la muerte. Los médicos dijeron que estaba como para respirador, pero no había”, recuerda.

Estuvo 30 días hospitalizado. “Es horrible. La sensación es que uno se va morir porque no se puede respirar. Es como que se acueste de espalda y le pongan una heladera en el pecho”, expresa.

El médico Pedro Flores, que ya atendió casos en las brigadas, fue quien hizo seguimiento a Fernando y confirmó que él fue uno de los 10 casos de reinfección que atendió y, a la vez, el que más se complicó.

Hace casi un mes Fernando está en un tratamiento poscovid, ya dio negativo, pero aún tiene secuelas.

Se enteró por casualidad

Henry Suárez es otro de los pacientes que pasó similar situación. Se dio cuenta que tuvo coronavirus, por primera vez, casi de casualidad: para acompañar a su madre en una clínica en La Paz le pidieron prueba de PCR y salió positivo. “Solo tuve dolor de cabeza, leve fiebre y pare de contar”, recuerda.

Siguió el tratamiento y sanó: con dos pruebas Elisa confirmó que ya no tenía el virus, pero para sorpresa de él y del médico que lo trató, el mismo Pedro Flores, no generó anticuerpos.

Suárez recuerda que mes y medio después de la última prueba negativa perdió el olfato, el gusto, tuvo dolor de cabeza, fiebre, tos y su saturación era de 85, (por debajo del rango: 90). Inició nuevamente tratamiento: tres tomografías confirmaron que tenía pulmonía atípica por Covid-19. Actualmente, está también en tratamiento poscovid.

En Portachuelo

Mauricio Molina es de Portachuelo (Santa Cruz). Enfermó por primera vez a inicios de mayo. Tuvo fiebre y le hicieron hisopado, pero los resultados demoraron; los días pasaron y fue perdiendo el gusto y el olfato, por lo que inició tratamiento. Cuando los resultados salieron él ya no tenía sintomatología.

El 29 de mayo dio negativo por primera vez; luego, el 17 de junio, cuando intentó donar plasma, le hicieron otra prueba que igual salió negativa.

El 7 de agosto, justo tres meses después de su primer contagio, dio nuevamente positivo, aunque a una prueba rápida. Esta vez tuvo dolor de espalda, de oído, vómitos, perdió el olfato y el gusto.

“La primera vez me afectó sicológicamente y me fatigué demasiado. En la segunda ya supe como sobrellevarlo. Lo tomé con calma”, dice.

El responsable municipal de salud de Portachuelo, Meffi Smith, quien lo atendió en agosto, indicó que le realizaron la prueba porque como funcionario público estuvo acompañando las brigadas de salud, lo que probablemente lo expuso al virus pues presentó sintomatología nuevamente. “Este es el único caso de reinfección confirmada que hemos podido captar en el municipio”, agregó.

15 médicos reinfectados

Del grupo de 15 médicos en Beni, todos son jóvenes y la mayoría no tienen enfermedades de base, solo hay dos con hipertensión.

Gómez agrega que a la fecha aún hay cuatro que están delicados y hay otros que ya se recuperaron. Tenemos toda la documentación de cada caso. Hemos pasado todo el archivo al Ministerio de Salud y lanzado una alerta”, remarcó.

En Santa Cruz, el presidente del Colegio Médico, Wilfredo Anzoátegui indicó que hasta la fecha no tienen ningún reporte de un médico reinfectado en el departamento.

En el mundo, los tres primeros casos de reinfección documentados científicamente están en: Hong Kong, Holanda y Bélgica.

En Latinoamérica no hay confirmado ninguno, aunque los estudios son limitados.

Causas y conceptos

Flores, considera que ambos pacientes que trató se pudieron reinfectar por dos razones: una, porque en el primer contagio no generaron anticuerpos debido a que tuvieron síntomas leves y “el cuerpo no generó una memoria del virus”. Agregó que, la segunda causa puede estar relacionada al consumo de ivermectina, en el primer contagio, lo que tampoco, a su parecer, dejó que se genere anticuerpos.

“De acuerdo a la experiencia, la ivermectina y la azitromicina bajan la carga viral por lo que el virus no se reproduce y el cuerpo lo vence como un resfrío común. El riesgo de esto es que no se generen anticuerpos”, dijo.

Aunque en varios departamentos del país la ivermectina está incluida en el tratamiento Covid-19, aún no hay estudios científicos que confirmen su utilidad y efecto.

Por su parte, el gerente general de la Clínica Foianini, Rodolfo Quiroz remarcó que son muy pocos los casos documentados en el mundo de reinfección y que la guía para confirmar si se trata de esto es que el paciente por un tiempo no tenga ningún síntoma, que se haya vuelto a exponer y vuelva a dar positivo. Agregó que esto puede deberse a que el cuerpo no generó los anticuerpos necesarios y solo se puede confirmar con estudios genéticos.

Además, Quirós dijo que es importante diferenciar reinfección de secuela y recaída. En el caso de secuela, los malestares no desaparecen pese a que el laboratorio ya no detecta el virus y en la recaída el paciente mejora parcialmente y vuelven a reagudizar, sin que eso signifique que el virus esté circulando en el organismo de nuevo. 

“Es importante aclarar que se puede hablar de reinfección solo cuando hay una prueba genética que especifica que el virus que generó la reinfección tiene un cambio genético o mutación frente al inicial y hay evidencia de los dos”, sostuvo.

Por su parte, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país, Alfonso Tenorio, comentó que en el país se habla de sospecha de varios casos de reinfección; sin embargo, remarcó que para confirmarlos se requieren estudios genéticos del virus, pues se debe identificar una mutación de la cepa.

Por su parte, Anzoátegui dijo que una reinfección, sin la circulación de una nueva cepa, se puede explicar porque el paciente puede estar expuesto a una alta carga viral.

Los especialistas remarcaron que basado en estudios sobre inmunidad de otras enfermedades se puede afirmar que una persona que atravesó por un cuadro agudo y requirió internación es poco probable que se reinfecte.

Santa Cruz y el resto del país

El director del Sedes de Santa Cruz, Marcelo Ríos, confirmó que más que una posibilidad, la reinfección es una realidad, pues hacen seguimiento a “varios casos”. Citando ejemplos en Murcia y otras ciudades de España, dijo que hay estudios con respecto al tema y que en algunos lugares la tasa de reinfección es del 7%.

Explicó que se habla de reinfección cuando meses atrás un paciente registró la enfermedad por prueba PCR, estuvo hospitalizado, convaleció, tuvo PCR negativo y meses después nuevamente salió positivos al virus.

El jefe nacional de Epidemiología, Virgilio Prieto reconoció que aún es muy limitado el seguimiento que se hace de estos casos en el país, esperan que los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) les reenvíe información.