Escucha esta nota aquí

Se pensaba que sería el dengue, pero el sarampión, que amenaza seriamente a la población que no recibió la vacuna, ha puesto al departamento cruceño en una situación de sindemia, que se da cuando dos epidemias golpean de forma simultánea.

En estos momentos lo que más preocupa es el sarampión, porque La Guardia reportó cuatro casos sospechosos, mientras que la red centro de la ciudad capital registró un sospechoso, que de confirmarse, encendería las alarmas porque significaría que el virus ya no está solo en la zona donde se registró el último brote.

La situación es complicada y para poder controlarla es preciso reforzar las campañas de vacunación, por lo que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) analiza declarar emergencia sanitaria en el departamento por sarampión.

Estos cinco nuevos casos sospechosos elevan a nueve las personas que han presentado síntomas de la enfermedad en la última semana y esperan las pruebas de laboratorio que confirmarán o descartarán el cuadro, aunque las autoridades ya han tomado todas las medidas orientadas a bloquear la propagación de la enfermedad.

Se trata de casos que fueron reportados después de que se confirmara el tercer afectado positivo de este mal en lo que va de 2020, enfermedad que reapareció después de 20 años.

El director municipal de La Guardia, Herberth Fernández, confirmó a EL DEBER que ese municipio está atendiendo a cuatro niños que han presentado erupciones en la piel y fiebre, que son compatibles con los síntomas del sarampión y, por eso, son manejados como casos sospechosos, a la espera de las pruebas.

Fueron reportados en tres zonas de La Guardia: dos en el Distrito 1, uno en el Distrito 4 y uno en el Distrito 3, por inmediaciones de la doble a La Guardia, a la altura de los kilómetros 9, 15 y 20. Los niños están estables y recibiendo tratamiento en sus domicilios, mientras que las brigadas de salud ya hicieron la vacunación respectiva en las zonas donde viven los pequeños.

“Ya hemos hecho el bloqueo de foco, hemos enviado las pruebas al Cenetrop y estamos a la espera de los resultados. Estamos haciendo los estudios necesarios para ver el origen de los contagios, en caso de que las pruebas confirmen las sospechas”, indicó Fernández.

A esto se suma otro caso sospechoso reportado en la red centro de la urbe cruceña.

Medidas

El director del Sedes, Marcelo Ríos, indicó que estamos en un brote epidémico de sarampión, que está en proceso de contención, pero es necesario reforzar la vacunación porque es la única forma de contener su propagación.

Para ello, el Sedes analiza la declaratoria de emergencia sanitaria departamental, lo que permitirá recibir más apoyo de los tres niveles de Gobierno, con recursos, logística y personal para reforzar la vacunación. “Estamos a punto de declarar emergencia sanitaria por sarampión y esperemos la respuesta de los diferentes niveles de Gobierno para reforzar las acciones”, dijo Ríos.

Agregó que el departamento y, en específico la ciudad, ya ingresó en una situación de sindemia porque hay un brote epidémico de sarampión y una pandemia de Covid-19, simultáneamente.



Comentarios