Escucha esta nota aquí

En las últimas horas se registraron cinco nuevos incendios forestales en el departamento de Santa Cruz, por lo actualmente hay 22 activos, según el reporte de la Gobernación cruceña, desde donde indicaron que también se reactivaron otros que estaban bajo control.

La secretaria de Medio Ambiente, Cinthia Asin, informó que hay dos incendios activos en Postrervalle, uno en Cabezas, otro que se reactivó en San Rafael y también se ven afectadas las zonas de Camiri, San Antonio de Lomerío, Moro Moro, Lagunillas y Vallegrande, al igual que se registra afectación en la reserva Copaibo (en Concepción) y en San Ignacio de Velasco

"Si ustedes se dan cuenta, de ayer a hoy hay cinco incendios forestales nuevos", apuntó la autoridad departamental, a tiempo de exponer que la mano del hombre tiene que ver con esta tragedia, ya sea por el chaqueo o la quema de basura.

Asin dijo que hay fuego en zonas de difícil acceso, como en Postrervalle, donde dos viviendas se vieron afectadas, así como sembradíos que afectan a la economía de las personas (es región productiva), por lo que se están activando comisiones de ayuda humanitaria para que lleguen hasta la zona, así como personal especializado del SAR Bolivia.

Lluvias, una bendición

Por su parte, el secretario de Desarrollo Productivo, Luis Alberto Alpire, señaló que el pronóstico agrometeorológico establece que la noche de este domingo lloverá en Santa Cruz, así como en el Norte Integrado y las provincias de Ñuflo de Chávez, Guarayos y municipios afectados como Concepción, San Ignacio y San Matías.

"Estas lluvias podrán mitigar estos incendios. Este sur que ingresa hoy en la noche va a permanecer por un día y permitirá traer humedad. Eso facilitará el trabajo de los bomberos que hacen una labor digna de elogio", resaltó Alpire.

Hasta la fecha se quemaron 777.00 hectáreas, de las cuales el 29% son bosques, es decir, mucho menos en comparación a 2019, año en que, hasta el 25 de septiembre, había 3,8 millones de hectáreas quemadas.

Además, afirmaron que en esta coyuntura de crisis de incendios se apoyará a las zonas afectadas. En este sentido, Jorge Franco, secretario de Energías, dijo que se enviará ayuda a la zona de Postrervalle, entre apoyo logístico, personal y alimentos.

En dicho municipio el fuego afectó a las cañerías que dotan de agua a los vecinos, por lo que enviará 1.200 botellas para suministrar agua potable mientras se hacen las labores respectivas normalizar el servicio. Cuatro vehículos, un isotanque y apoyo para las brigadas también serán enviadas.