Escucha esta nota aquí

Desther Agreda - Corresponsal

"Estamos saliendo de la extrema sequía que dejó marchitas las pocas plantas que sobrevivieron; pero ahora están siendo rematadas por una plaga de gusanos cogolleros". Este es el lamento de Ascencio Lavadenz, ejecutivo de la Federación de Campesinos de la provincia cruceña de Guarayos.

Con indisimulable rabia e impotencia, el dirigente explicó que los gusanos se están comiendo las hojas de las plantaciones de los productores y las pérdidas se registran principalmente en los cultivos de yuca.

Según Lavadenz, en casi todos los sembradíos de yuca de la jurisdicción la plaga está presente, cuando el pequeño y humilde productor campesino depositaba sus esperanzas para alimentar a su familia, luego de que otros cultivos se echaron a perder por falta de agua.

"Ya he solicitado ayuda a las autoridades correspondientes, pero hasta el momento no he recibido ninguna respuesta positiva", se quejó el dirigente.