Escucha esta nota aquí

Ante el pedido de auxilio de la provincia Ichilo, un equipo de rescate del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (Coed) se trasladó hasta las comunidades Mutún y Marabol, en el municipio Yapacaní, afectado por el rebalse del río.

Según informe de Tatiana Áñez, directora del Coed, el agua llegó a los domicilios y los sembradíos de varias familias, sin embargo, los rescatistas solo pudieron sacar a tres personas de Marabol, ya que los otros habitantes se negaron a salir y abandonar sus pertenencias.

"Desplegamos una patrulla de cinco rescatistas para ayudar. Había personas que no podían salir de sus casas, así que en conjunto con la Unidad de Rescate de Riesgo de Yapacaní, sacaron a tres personas. No sabemos el número de familias afectadas, pero hay bastante dificultad para entrar a la zona, distante a 120 kilómetros de Yapacaní. Estamos trabajando en función de las llamadas de los diferentes municipios", informó Áñez.

Fotos: La zona está anegada y es de difícil acceso, incluso para los equipos de rescate, debido al rebalse del río Yapacaní