Escucha esta nota aquí

Ayer, el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, se trasladó en un helicóptero Súper Puma al Norte Integrado para el rescate aéreo de más de 20 personas que quedaron atrapadas en zonas afectadas por desbordes de ríos, en la comunidad Topater, a 150 Km de Yapacaní.

La autoridad manifestó que se optó por el rescate aéreo porque con el uso de lanchas, por vía fluvial, fue imposible llegar a los lugares con desbordes de ríos por las condiciones del tiempo imperantes.

Las intensas lluvias afectaron a varios municipios del país. Es el caso del Norte Integrado en Santa Cruz, el agua no solo anegó a las comunidades, sino también afectó los cultivos y dañó carreteras.

Calvimontes informó que son 13 los municipios afectados en el norte cruceño y más de 5.000 las familias.

“En Santa Cruz hay dos municipios en zona de emergencia: Yapacaní y Santa Fe y otros están tramitando su declaratoria de emergencia”, dijo el viceministro.

En Portachuelo, el alcalde Juan Carlos Borja informó que en todo el municipio 540 familias fueron afectadas por las lluvias y que los ríos no han permitido que se asista a tres comunidades que lo necesitan.

A través de un decreto municipal, Buena Vista se declaró en zona de desastre, debido a los destrozos ocasionados por la crecida de los ríos y la lluvia constante de los últimos días.
El alcalde Bladimir Chávez dijo que son más de 25 las comunidades afectadas, donde se perdieron cultivos, casas, puentes y animales, mientras que los caminos quedaron intransitables.

“Son 3.020 familias afectadas y 1.000 familias damnificadas por este desastre natural causado por las lluvias extraordinarias”, explicó Chávez.

El edil dio a conocer que esta declaratoria le permitirá solicitar apoyo a Defensa Civil y al Gobierno departamental para recibir vituallas y alimentos para las familias damnificadas y afectadas.

Además, la autoridad anunció que las maquinarias ya están trabajando para reconstruir los caminos vecinales. Añadió que personal de la Alcaldía coadyuvará con la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) en la reconstrucción de la carpeta asfáltica que se desplomó, con la finalidad de que se restablezca la vía de manera urgente.

Ventarrones

En la capital cruceña, las lluvias y los fuertes vientos provocaron la caída de al menos ocho árboles, de acuerdo con un reporte de la Dirección de Gestión de Riesgos y Emergencia Municipal.

De los ocho casos registrados, dos causaron daños a vehículos y cuatro a domicilios y bardas, según el reporte. Los restantes dos árboles obstruyeron vías, perjudicando el tráfico de motorizados.

La Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra además atendió la caída de la estructura de un circo y ayudó en el desagüe de 10 viviendas.

En esta época de lluvias y fuertes vientos, las autoridades aconsejan a la población no estacionar vehículos debajo de árboles o cerca de letreros y gigantografías, porque los vientos podrían derribarlos y causar accidentes.



Comentarios