Escucha esta nota aquí

Restaurantes y gimnasios. Son dos de los sectores que más tiempo han permanecido sin atención al público en sus instalaciones y que han visto reducir su economía con mucha preocupación, mientras otras áreas han ido reactivándose poco a poco.

Los restaurantes salvaron, de alguna manera, la situación, desde que las autoridades locales autorizaron el servicio de delivery, hace ya más de dos meses. Los gimnasios, por su parte, en algunos casos, lograron sobrevivir con el trabajo de instructores vía online.

Ambos sectores presentaron en junio una propuesta de protocolo de bioseguridad a la Alcaldía con el fin de que sean tomados en cuenta en los planes de flexibilización de la cuarentena que encara el municipio.

La alcaldesa Angélica Sosa y el presidente del Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) Emiliano Cronenbold, se reunieron recién con los representantes de la Cámara Gastronómica y de la Cámara de Gimnasios, para hablar respecto a los protocolos de bioseguridad que plantean ejecutar.

La propuesta inicial es el funcionamiento de restaurantes abiertos o con ambientes semi cubiertos, al 50% de su capacidad”, indicó Sosa luego de la reunión, a la vez que anunció que estos lugares podrán abrir sus puertas a partir de este lunes 3 de agosto.

Cronenbold confirmó este dato y pidió a los restaurantes afiliados a la Cámara Gastronómica que colaboren haciendo seguimiento al trabajo de sus afiliados para que se cumpla con los requerimientos que exige la norma.

El control tiene que ser permanente, mientras se mantenga vigente la medida sanitaria, al igual que se está haciendo con otros sectores, como el transporte, los mercados y los centros comerciales”, explicó Cronenbold, que admitió, que el impacto negativo económico sobre este sector, que está generando la cuarentena, incidió para que se tome esta determinación

En el caso de los gimnasios, la idea es que funcionen al 30% de su capacidad, aplicando todos los protocolos de bioseguridad y control para cuidar la salud de sus usuarios

Sin embargo, las autoridades decidieron no autorizar su retorno mientras no se cumpla con una serie de requisitos.

“Con (la apertura de) los gimnasios se hace más complejo el asunto, porque se requiere de una serie de elementos, como aires acondicionados con filtros, tienen que ser climatizados y adaptados al público. Se está viendo solucionar esto con gente entendida en la materia, por eso hemos decidido que se tome el tiempo que sea necesario para garantizar un retorno con las condiciones adecuadas”, añadió el presidente del COEM.