Escucha esta nota aquí

Los operativos de las fuerzas combinadas de la Policía y del Ejército en los aeropuerto de Trinidad y Santa Ana, en el departamento de Beni, comenzaron a mostrar sus resultados. Ayer se informó de que en siete de las naves revisadas se encontraron restos de cocaína, por lo que ahora las pesquisas se centran en dar con los propietarios de las avionetas identificadas.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, hizo esta revelación ayer en el aeropuerto Jorge Henrich, que el 15 de junio fue objeto de la intervención. “Siete aeronaves dieron positivo al microaspirado realizado por los equipos técnicos de la Policía y la Fiscalía”, explicó la autoridad gubernamental.

Luego indicó que no daría más detalles sobre estas acciones, ya que se judicializarán estos procesos para conseguir la extinción de dominio en favor del Estado de estas naves y porque los investigadores antinarcóticos trabajan para dar con los propietarios de las mismas y así descubrir posibles organizaciones criminales vinculadas al tráfico de drogas.

Por otro lado la autoridad hizo conocer que hasta 2018, a través de diferentes operativos antinarcóticos montados en Beni, se habían incautado de 12 avionetas, las mismas que durante los procesos penales en los que estaban inmersas fueron devueltas por los jueces a sus propietarios.

Esta decisión fue cuestionada por Romero, quien dijo que a través de Dircabi, con apoyo de su cartera de Estado, iniciaron procesos de extinción de dominio de estas 12 aeronaves y ya se logró que dos pasen en favor del Estado.

Ante esto, Romero dijo que se espera que las siguientes 10 naves pasen a ser confiscadas por el Estado, ya que en todos los procesos se demostró, según afirmó, que estuvieron involucradas en acciones relacionadas con el tráfico de sustancias controladas.

Tags

Comentarios