Escucha esta nota aquí

Claro y sin vueltas. El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, afirmó que Santa Cruz se halla en un momento de la segunda ola de contagios por Covid-19 en el que la cuarentena es imprescindible y prioritaria para frenar la propagación del virus, que en lo que va de año alcanzó el pico más alto que el registrado en el último trimestre de 2020.

La lectura del dirigente del sector de salud exhibe que el pico máximo de la primera ola se registró entre junio y julio de 2020 con más de 2.000 nuevos contagios, situación que se alcanzó al 50% en menos de un mes. La diferencia está que en 2020 se logró contener la propagación del virus porque había una cuarentena establecida.

Actualmente, el departamento cruceño registra una media de 600 nuevos contagios por día, de acuerdo a la apreciación de Anzoátegui y precisó que la curva de contagios es clara y va a seguir en ascenso si se mantienen las condiciones de ahora y si se sigue la línea de relajar los protocolos de bioseguridad y distanciamiento.

En este sentido, proyectó que hasta fin de mes las autoridades sanitarias van a registrar 14.000 nuevos infectados, situación se preocupa por la fragilidad del sector de salud en el departamento, que adolece, principalmente, de la falta de personal para hacer frente a la lucha contra el virus.

"Nuestros hospitales no tienen la capacidad suficiente para contener a la marea que vamos a tener, aunque tengan el espacio físico, nosotros no tenemos la cantidad de recursos humanos, los que había no los van a volver a recontratar. Ayer tuvimos una reunión con Marcelo Ríos (director del Sedes cruceño) y a los colegas los quieren recontratar por cuatro meses para abrir los espacios de terapia intensiva", expuso el titular del Colegio Médico cruceño.

Y es que la Gobernación cruceña tiene la esperanza de habilitar 74 nuevas camas para atender los pacientes, de las cuales 30 son de cuidados intensivos y el resto de cuidados intermedios, según Anzoátegui. La situación que se vive en el día a día de los hospitales se refleja en el cese temporal de actividades, como el cierre del servicio de Pediatría del Hospital de Niños, centro de salud en el que también renunció el director.

"Y se agrava al situación porque los profesionales de salud se contagiaron de manera masiva, no solo en el sector público", sino también en la seguridad social y la parte privada, de acuerdo a su reporte. 

Por este motivo, el galeno considera que cortar el ciclo evolutivo del Covid-19 es fundamental, es decir, de 14 a 21 días de cuarentena para que el virus no siga haciendo de las suyas. Considera que es una necesidad y así lo entendieron países como Francia, Alemania o Argentina que volvieron a confinar a los ciudadanos.

"Disminuir los horarios ayuda porque la actividad nocturna es alarmante, puede que disminuya el número de casos, pero no es del todo beneficiosa para cortar el ciclo evolutivo del virus", sentenció Anzoátegui en una entrevista difundida por el periodista Carlos Valverde.

Sin embargo, el sector público, como la Alcaldía cruceña, no contempla el retorno a la cuarentena. La alcaldesa interina Angélica Sosa señaló que no está en agenda ese asunto y en su lugar aplican otras medidas como la restricción de horarios y hacer que las brigadas médicas visiten los barrios cruceños para hacer diagnósticos con pruebas rápidas y entregar ivermectina.

Comentarios