Escucha esta nota aquí

El sistema judicial no logra desvincularse del poder político y termina siempre siendo “oficialista” en cada gobierno. Esto no es reciente, sino que se remonta a los inicios de la recuperación de la democracia, dijo el vocero presidencial, Jorge Richter, según informó Correo del Sur.

En una conferencia de prensa ofrecida en Sucre, dijo que hay una “servidumbre instalada desde el Judicial que ha conformado una fuerte corporatividad de privilegios y de ventajas, que terminan desvirtuando el sistema de justicia en el país”. “Se tiene que establecer una profunda reforma, se tendría que revolucionar el sistema de justicia desde el concepto mismo de cómo elegimos los jueces, desde impedir que estos tengan una vinculación directa con el poder político, que hoy en día, casi desde los inicios de la democracia misma, la justicia termina siendo, como siempre, oficialista”, dijo Richter.

“Seguramente no hay boliviano que se sienta seguro de ingresar a un Tribunal queriendo encontrar una justicia imparcial, si es que no tiene los recursos necesarios como para poder mover y generarse algo de justicia”, dijo el portavoz, quien señaló que el presidente Luis Arce promoverá un ajuste integral en ese poder estatal.

La declaración del personero coincidió con una nueva ola de críticas al sistema judicial del país a raíz de las investigaciones realizadas en Estados Unidos por la compra con sobreprecio de gases lacrimógenos para el Ministerio de Defensa.

“La justicia se amarra del poder. Cuando Jeanine (Áñez) estuvo en el poder, la Justicia era amiga de ella; ahora que el MAS está en el poder, todo ha cambiado. Pero, ni así. Tuvo que ser la justicia de Estados Unidos la que genere resultados”, afirmó ayer el diputado José Carlos Gutiérrez (Creemos).

El presidente del Senado, Andrónico Rodríguez pidió a EEUU “por respeto a la soberanía” apoyar al país en este caso.



Comentarios