Escucha esta nota aquí


Santiago tiene 9 años de edad y está luchando para ganarle a la enfermedad. Fue diagnosticado con una rara condición en su sistema inmune que le causa serios daños en sus órganos, por lo que precisa con urgencia un trasplante de médula.

Su hermano mellizo Agustín es 100% compatible y será el donante, pero los costos médicos del trasplante, que se realizará en Chile, son muy elevados. 

Los familiares y amigos están organizando una rifa benéfica con un valor de Bs 50 y premios como pasajes aéreos nacionales e internacionales, estadía en Miami, TV 4K de 50”, estadías en hoteles 5 estrellas y muchos más para quienes puedan apoyar a esta noble causa.

Los aportantes solidarios que deseen, tienen que realizar un depósito de Bs 50 por rifa en la caja de ahorro 70150216488311 Banco de Crédito BCP (Santa Cruz), a nombre de la mamá de Santiago, Mónica Valencia Canedo con C.I. 4306387 LP.

El siguiente paso es enviar el comprobante de depósito por whatsapp a cualquiera de los siguientes números: 756-49399, 742-78257 y 760-10010. 

El sorteo se realizará el 8 de octubre a las 17:00 por la transmisión en vivo por REC Online con la conducción de las Comadres de la Radio El Deber.

El drama comenzó ocho meses

A principios de febrero de 2020, comenzó a tener fiebre constante que los médicos no pudieron diagnosticar en su totalidad en Bolivia. Después de meses de buscar respuestas, tres cirugías y múltiples estudios invasivos y dolorosos en medio de una pandemia, que colapsó todo el sistema médico del país; sus desesperados padres superaron su miedo al Covid, tomaron los ahorros de su vida y lograron viajar con él a Chile.

Allí, le diagnosticaron una afección poco común; su sistema inmune es incapaz de luchar contra un virus generalmente inofensivo llamado Epstein-Barr.
En el caso de Santi, esta condición le provocó una inflamación crónica severa de su hígado y bazo, afectando su médula ósea, haciendo que su cuerpo sea incapaz de producir glóbulos blancos correctamente, incluso provocando que sus células maten otras células de su cuerpo.

Esta afección potencialmente mortal tiene solo una cura, un trasplante de médula ósea; de lo contrario, su condición se convertirá en cáncer y, finalmente, en muerte.

En medio de su desesperación, se enteraron que el hermano mellizo de Santi, Agustín, es 100% compatible con él y puede ser el donante. Para ello, la familia precisa ayuda de personas solidarias para lograr seguir con este procedimiento costoso, que no se realiza en Bolivia y así Santi tenga la oportunidad de crecer feliz.