Escucha esta nota aquí

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Marcelo Ríos, afirmó que está preocupado por el anuncio de traslado de los pacientes del hospital, Óscar Urenda, de Montero, a la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, considerando que no es el momento para hacerlo.

La autoridad dijo que ahora la prioridad es la salud y si existe la necesidad de refaccionar algún ambiente se debe postergar para continuar con la atención de enfermos en este centro hospitalario.Familiares y vecinos realizan vigilia en las afuera del hospital de Montero para evitar que los pacientes sean trasladados a Santa Cruz de la Sierra. Foto. Leyla Mendieta

“Cerrar un hospital en un momento que no estamos en desescalada (del Covid-19) y con la agresividad que se viene la tercera ola, que se verá en el mes de mayo, consideramos que no es prudente, ni recomendable”, enfatizó.

Lamentó que hasta el momento no se hubiera realizado la transferencia administrativa a la Gobernación; sin embargo, se logró dar funcionalidad a la sala de terapia intensiva y la sala de medicina interna para dar cobertura de tercer nivel a la población del Norte Integrado.

Ríos indicó que por ahora no se han comunicado  autoridades del Ministerio de Salud para analizar el tema, pero aguarda que lo hagan en las siguientes horas para definir el futuro de los pacientes y personal del Óscar Urenda.

“Hay que darle una seguridad de vida a los pacientes que están internados ahí”, reflexionó Ríos. De acuerdo a la autoridad, los centros hospitalarios de la capital cruceña están saturados, por lo que ve más complicado aún el traslado de los pacientes desde Montero.

Este martes, vecinos realizan vigilia en las afueras del nosocomio para evitar que saquen a los 13 pacientes que se encuentran en este centro de salud. El Ministerio de Salud ordenó su internación en la capital cruceña por refacción.

Comentarios