Escucha esta nota aquí

"El objetivo es dar un marco normativo al turismo en Roboré porque está desorganizado y se ha convertido en un riesgo más para el sitio turístico. Todo mundo hace lo que quiere, entra como quiere, no ocupan guías, no aportan impuestos al pueblo, etc.", explicó Rubén Darío Arias, presidente cívico y miembro de la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap).

Entre las disposiciones emanadas de la Ley Municipal 016/2021, se exige la obligatoriedad de las empresas de usar las marcas Roboré y Tucabaca, pero además de trabajar de forma coordinada con los operadores, para ejercer mayor control sobre las visitas, disminuir el daño al lugar y fomentar la contratación de los lugareños, de tal modo que se generen empleos y se mueva la economía.




Comentarios