Escucha esta nota aquí

Seis bloqueos impiden el libre tránsito de las carreteras en el departamento de Santa Cruz. La vía a Cochabamba registra tres puntos en Puerto Ichilo, puente Yapacaní y Santa Fe; en la ruta a Guarayos el bloqueo está en el puente Cerro Grande y existe otro en el municipio de San Julián. Y en la carretera a los Valles se están reagrupando a la altura de El Fuerte de Samaipata.

El reporte fue ofrecido por el Secretario General de la Gobernación, Roly Aguilera, quien expresó “el total repudio a estos bloqueos que están fuera de todo contexto humano” porque prohíben la llegada de alimentos a municipios y oxígeno a los hospitales.

En conferencia de prensa, Aguilera se mostró tajante al reclamar la insensatez de unas medidas de protesta que se realizan en momentos en que “estamos luchando por la vida de todos los bolivianos”. Agregó que como Gobernación continuarán trabajando en “nuestra cruzada por la vida. No por los caprichos de unos cuantos que se escoden detrás de las puertas y mandan a su gente a que se muera”.

Aguilera cuestionó duramente las medidas asumidas por los sectores movilizados y se pregunta “¿Dónde están los líderes del masismo, dónde están los jefes? Están bien resguardados, no están en los puntos de bloqueo”. En opinión del Secretario General, "envían a su gente de manera cobarde para que expongan su propia vida y la vida de todos nosotros".

Considera que es una obligación del gobierno “brindar todas las condiciones para que podamos vivir” sin las amenazas que suponen estas acciones. Es consciente del pedido de elecciones que moviliza a los sectores en protesta, pero valora que “tendrán su momento para reivindicar su derecho político y nos veremos en las elecciones”.

Enfatizó que se priorice el derecho a la vida por encima de cualquier otro y, por ello, suspender las medidas que impiden la llegada de suministros a hospitales y centros de salud, situación que “pone en vilo la vida de niños prematuros y de nuestros abuelos de todos los bolivianos”.

También calificó de trasnochados a quienes incitan y respaldan estas medidas, pero que no se hacen presentes en los bloqueos para preservar su salud. “Esperamos que entren en razón” afirmó Aguilera  reivindicando la labor de la gobernación  "para brindar a los bolivianos el derecho para vivir”.

Aguilera convocó a todas las instancias públicas y privadas para anteponer los esfuerzos y sacrificios necesarios para mejorar la salud, al margen de los intereses políticos.

Tensión en las rutas

El reforzamiento de los puntos de bloqueo en las rutas del departamento aumenta la tensión entre movilizados y pobladores que se sienten perjudicados por la falta de circulación.

La ruta a los valles amaneció bloqueada a la altura de El Fuerte de Samaipata. La presencia de un numeroso grupo “armado con palos y otros objetos contundentes” preocupa en una zona que ya sufrió días atrás la quema de una parte del monte cercano.

La tensión que se vive en esta región de los valles dificulta la labor de coberturas informativas ante la amenaza persistente a los periodistas. En días pasados fue agredido un reportero gráfico y los movilizados, ante la presencia de cámaras o grabadoras, se muestran hostiles y agresivos.

En la carretera al norte, los bloqueos se han dispuesto en tres puntos consecutivos de la provincia Ichilo: el barrio Los Ángeles, en el distrito Santa Fe correspondiente al municipio de San Carlos; en el puente sobre el río Yapacaní; y en la zona de Puerto Ichilo. En todos ellos se observa un grupo numeroso de gente, entre los que se mezclan muchos mototaxistas.

A primera hora de la mañana, Fernando Larach comentó a EL DEBER que han dialogado con los responsables de los bloqueos en la Chiquitania para 'suavizar' las medidas y garantizar el paso de alimentos e insumos médicos