Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció que gestionará una reunión con la Fiscalía y con el Órgano Judicial para formar una mesa técnica y establecer mecanismos de control más efectivos con el fin de evitar que delincuentes "rematados" salgan con facilidad de las cárceles.

Esto a raíz de que se comprobó que en los últimos meses, exreclusos liberados con medidas que la ley otorga han vuelto a cometer delitos graves, incluso con muertes violentas, como las ocurridas en mayo, cuando en un asalto mataron a bala a la comerciante Giovanna Mónica Limachi Alejo en la puerta de su casa, en Barrio Lindo, y el asesinato del adolescente Brian Escóbar Huanca, de 16 años, en una pizzería de la avenida Piraí.

La autoridad gubernamental cree que es necesario hacer cambios al apartado de las medidas sustitutivas que rigen en el Código de Procedimiento Penal, limitar el procedimiento abreviado a los delincuentes peligrosos y ser más estrictos en la aplicación de la ley de Indulto.

Romero adelantó que ha pedido un informe a la Dirección de Régimen Penitenciario sobre la liberación de reos peligrosos, principalmente de la cárcel de Palmasola, y solicitará una auditoria a estos procesos para determinar qué razones tuvieron los administradores de justicia para poner en libertad a exreos considerados peligrosos.