Escucha esta nota aquí

"No vamos a escaparnos, vamos a mostrar que las acciones (en mi contra) son políticas". De esta manera, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, respondió este jueves a sendas acusaciones que pesan en su contra. El líder cívico también dijo que el camino que busca el Gobierno es tratar de amedrentar a la gente con procesos penales y descalificar a quienes no están en la línea del masismo.

Calvo sostuvo, en un contacto con Unitel, que se sabía desde el primer momento que el manejo de la justicia es un arma que incluso atemoriza a los propios jueces y fiscales por el actuar del Gobierno.

Calvo hizo estas declaraciones dos días después de la suspensión del paro nacional multisectorial y en una jornada en la que el Gobierno reveló que existen 35 procesos judiciales en su contra.

Iván Lima, ministro de Justicia, solicitó informes al Ministerio Público para evaluar el avance de esas denuncias, muchas relacionadas a supuestos hechos de “corrupción”.

Pero las vías judiciales no son el único escenario donde se intenta censurar al dirigente cívico cruceño, ya que también el diputado masista Rolando Cuéllar lanzó otra denuncia en la que observaba su función como médico de la Caja Petrolera de Salud (CPS). El legislador masista incluso mostró la boleta de pago de Calvo y las veces que acudió a cumplir con sus labores.

Ante esta situación, Calvo sostuvo que la Caja Petrolera es una institución reconocida por su desempeño en la seguridad social y que, desde que está en manos del Gobierno de turno, se han ocupado de destruirla.

Además, informó que él goza de fuero sindical, que exime su presencia diaria en la CPS, es decir, es el jefe del sindicato médico y ramas afines, por lo que considera que el denunciante no conoce las normas.

"El diputado Cuéllar viene a hacer un acto delincuencial al mostrar papeles que son  privados como mi boleta de sueldo", indicó Calvo, a tiempo de señalar que tiene una antigüedad de más de 15 años, una doble especialización y estudios en diferentes áreas que justifican su lugar en la CPS.

"No soy arrimado a un partido político", remarcó el líder cívico y acusó al diputado masista de aprovecharse de una militancia partidaria para ganar un salario similar al suyo, "sin tener ningún estudio (superior) y solamente por estar de chupamedias del partido político de turno".

El dirigente cívico también dijo que ha recibido notificaciones de las denuncias en su contra, que han intentado involucrarlo en otros casos y que también se informó de otras denuncias a través de los medios de comunicación, por lo que considera que el oficialismo está midiendo sus tiempos y el comportamiento de la gente para actuar en base a una justicia parcializada.

"Estamos a la espera, no vamos a escaparnos, vamos a defender lo que creemos, a mostrar que las acciones son políticas y que las irregularidades no existen", subrayó el líder cívico. 

Comentarios