Escucha esta nota aquí

Roxana Chavarría Arteaga era una luchadora por los derechos de sus camaradas, guardias municipales, quienes al igual que ella exigían mejores condiciones de trabajo y el respeto de la población para cumplir con las tareas que la Alcaldía les encomienda. 

Desde hace 9 años trabajaba en la Guardia Municipal y su espíritu de lucha por sus compañeros hizo que, junto a un grupo de colegas, fundara el Sindicato de Guardias Municipales. 

Ocupaba el cargo de secretaria de Derechos Humanos; los suyos le fueron vulnerados el 12 de julio, cuando fue atacada en la zona del trillo de la Pampa de la Isla, junto a otros guardias, por una turba de comerciantes que estaban vendiendo en el espacio público, en un día prohibido para el comercio y sin las medidas de bioseguridad establecidas por las autoridades en medio de la pandemia por el coronavirus.




Roxana Chavarría trabajó durante 9 años como guardia municipal

Roxana salió policontusa de aquel enfrentamiento entre uniformados, que trataban de hacer cumplir las disposiciones municipales, y ambulantes que a punta de palos, pedradas y golpes consiguen hacer lo que quieren.

Luego de ser examinada en la Caja Nacional de Salud, un médico forense determinó que Roxana tenía tres días de impedimento, salvo alguna complicación, que lamentablemente para ella y su familia derivó en su muerte.

"El sábado, amaneciendo domingo, ella ya no se pudo levantar de la cama, no pudo venir a trabajar, y horas después murió como consecuencia de un paro cardiaco", recuerda su amiga y líder sindical Estefanía Calle Quispe, la ejecutiva de los guardias que ahora espera mejoras en las condiciones de trabajo para el resguardo de sus camaradas, quienes al igual que Roxana, muchas veces son golpeados en el cumplimiento de sus funciones.

Roxana dejó huérfanas a tres hijas, era padre y madre para sus nenas. La mayor de las tres, Éricka, que tiene 20 años, podría ocupar el lugar de trabajo que su mamá dejó con su muerte como lo adelantaron desde la Alcaldía.

Éricka, con la ayuda de su abuela, deberá hacerse cargo de sus hermanas, de 5 y 7 años.​

Roxana vivía por el kilómetro 15 de la carretera a La Guardia, pero fue enterrada en el cementerio de Satélite Norte, acto fúnebre que se realizó el miércoles y al que llegaron sus compañeros para darle el último adiós.

Para hoy se tiene previsto un acto en el que la Guardia Municipal le rendirá honores, también se ha previsto una reunión entre las autoridades municipales y la dirigencia del Sindicato de la Guardia Municipal, que pedirá mejores condiciones de trabajo y más equipos de seguridad contra disturbios. 

El sindicato también pedirá a la Policía y a la Fiscalía que esta muerte se esclarezca y se detenga a los responsables de la muerte de Roxana.

La Fiscalía espera que la familia o la Alcaldía haga la denuncia de lo ocurrido para iniciar una investigación, pues, por el momento, no han indicado si actuarán de oficio como en otros casos.

Roxana Chavarría murió por un paro cardiaco