Escucha esta nota aquí

En una rueda de prensa, Rubén Costas, gobernador de Santa cruz, manifestó su rechazo a la eliminación de los 2/3 en la Asamblea Legislativa y dijo que el MAS busca ‘manipular’ la justicia en el país. Es la segunda vez que la autoridad se manifiesta sobre esta polémica acción comandada por los senadores masistas.

Como Gobierno Departamental siempre hemos sido, y lo seguiremos siendo, respetuosos de la voluntad popular y de las instituciones democráticas con apego a la Constitución y las leyes. Hemos realizado propuestas para mejorar la institucionalidad, como también hemos protestado cuando se ha querido burlar la decisión soberana”, indicó Costas.

También manifestó que hay una lógica en torno a la desconfianza de los ciudadanos sobre la transparencia de los resultados de los comicios celebrados el domingo 18 de octubre. En este sentido, consideramos imprescindible exigir al Tribunal Supremo Electoral una auditoría al proceso electoral y particularmente al resultado de la votación, para dar certidumbre y confianza al conjunto del pueblo boliviano”, agregó.

“Denunciamos que las prácticas del Gobierno autoritario del pasado nuevamente están aflorando en este nuevo periodo. Por eso, rechazamos categóricamente la decisión de anular el mecanismo de 2/3 como garantía de la minorías en la labor parlamentaria y la manipulación de la justicia para beneficiar a MAS y sus colaboradores, otorgándoles impunidad ante las graves acusaciones que pesan sobre ellos”, manifestó.  

Para Costas, los 2/3 se deben reponer, como también se debe evitar la impunidad del régimen. Ambas son tareas prioritarias e irrenunciables.

Quiero transmitir un mensaje de serenidad a todos los ciudadanos que están movilizados, para que la angustia e impotencia, que las comprendo plenamente, no se transformen en una frustración colectiva. Santa Cruz ha sido el bastión de resistencia al autoritarismo del MAS. Y lo hemos hecho en unidad y tolerancia, a través del sistema institucional cruceño. Por eso, quiero ratificar mi apoyo y respaldo al Comité Pro Santa Cruz en la defensa de la democracia, el estado de derecho y la convivencia pacífica”.

​El gobernador cruceño recalcó que no comparte con “ninguna toma de instituciones de la democracia ni con el llamado a los militares para hacerse del poder.

Y concluyó: El futuro de Santa Cruz y el país nunca estará en manos de quienes buscan hacernos pelear entre hermanos. Sepan bien que su intento de destruir Santa Cruz no funcionará y la historia sabrá juzgar muy bien a quienes están en esta deshonrosa misión.