Escucha esta nota aquí

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, planteó nuevas estrategias para volver a una "normalidad adecuada" en esta época de pandemia. Este lunes, cuando se cumplen 57 días de aislamiento en todo el país a causa de la pandemia por coronavirus, la primera autoridad política del departamento habló de cuatro estrategias para salir del confinamiento.

El pronunciamiento de Costas se da 24 horas después de que Santa Cruz registrara el mayor número de casos positivos en una sola jornada (245) desde que se registró el primer caso de Covid-19 en  Bolivia, el 10 de marzo. 

No podemos estar mucho más tiempo encerrados en nuestras casas; el confinamiento solo sirve para prepararnos; para ralentizar la propagación mientras nos preparamos a nivel social y sanitario”, afirmó la autoridad.

La afirmación de Costas va en sintonía con las palabras del secretario de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, quien  horas antes indicó que la cuarentena no sirve de nada “si todo el mundo está en la calle”. Santa Cruz es el departamento más golpeado por el Covid-19 con 2.763 casos.

El gobernador manifestó que se trabaja en una estrategia con dos direcciones. La primera, consolidar la respuesta sanitaria contra la enfermedad, es decir instalar y poner al servicio de la población los nuevos respiradores y todo lo que sea necesario para eliminar el virus.

Mientras que en la segunda propuesta se refiere a la preparación de la población para la nueva realidad social, dotando a la ciudadanía de recursos que ayuden a prevenir el contagio. Para esta segunda forma de combatir el Covid-19, el gobernador señaló cuatro formas de lucha contra la enfermedad.

“Estas son las cuatro claves. La primera son los test rápidos para evitar que el virus se propague, la segunda es la distancia social, la tercera el uso de barbijo. Nos podemos empezar el desconfinamiento sin que la ciudadanía tenga garantizado el suministro de barbijo y la cuarta es la higiene”, afirmó, señalando que solo de esa manera se podrá volver a una nueva normalidad.

El hospital de Montero debe funcionar

Costas también expresó su preocupación porque el hospital de tercer nivel de Montero no está funcionando desde este lunes como se anunció la semana pasada. 

Indicó que en los próximos días ese nosocomio  de 200 camas debe comenzar a atender a la población, especialmente a los pacientes con Covid-19.

 “Esta semana debe abrir el hospital de Montero y tendrá que resolverse todos los problemas. Hay 12 respiradores y 200 camas, que deben estar al servicio de la pandemia. No podemos luchar con las manos vacías, mientras las armas para esta lucha duermen en el hospital de Montero”, expresó.

El gobernador, que estuvo en aislamiento por varios días luego de tener contacto con personas contagiadas, informó que dos pruebas de laboratorio descartaron que él hubiera contraído el nuevo coronavirus.

"Lo dije hace unas semanas y lo vuelvo a decir hoy: el virus no
se va a marchar; la responsabilidad de evitar el contagio es
colectiva, es de todos", subrayó.