Escucha esta nota aquí

"Gracias a Dios por la vida", señala Runy Callaú en un video compartido desde sus redes sociales. Con voz suave y un rostro todavía marcado por la recuperación en curso, el diputado y rescatista cruceño evidencia una gran recuperación tras el derrame cerebral que sufrió el 11 de mayo. Ayer, miércoles 23 de junio, recibió el alta médica y retornó a su hogar.

Hace un mes, Mary Luz Farfán manifestaba a EL DEBER que se abría un camino de esperanza a la recuperación de Callaú. Esta mañana, desde la comodidad de su hogar, la esposa del rescatista se mostraba con el mismo optimismo e ilusión para la plena recuperación de su esposo que continuará el tratamiento en su domicilio.

"Transmite un ánimo positivo a pesar del desgaste y debilitamiento que se encuentra", confiesa Farfán. Las secuelas de una recuperación prolongada que supera los 40 días son evidentes. Pero sobre todo, se impone el ánimo del rescatista que sabe luchar incasablemente. "Con una fuerza de voluntad increíble" ha logrado despertar y  hablar, también ha comenzado a moverse, según señala su pareja.

Habla lento y pausado. Todavía, dice Mary Luz, queda un trabajo intenso de rehabilitación con fisioterapia y atención médica. Pero, ahora, será desde su casa, arropado por su familia y entre los incesantes abrazos de sus hijos.

"Me voy a levantar de la mano de Dios" le reveló Runy a su esposa cuando todavía se encontraba en el hospital. Ayer, entre muestras de cariño y muchas lágrimas contenidas, se despidió del personal sanitario que lo atendió durante su internación. Médicos, enfermeras y todo el personal de apoyo rodeaba a Callaú sostenía un cartel de despedida. "Gracias por cuidarme", era su mensaje.

Tiempo para reponer fuerzas

Mary Luz reconoce que el traslado al hogar ha levantado el ánimo tanto a Runy como a la familia. "Es un periodo para reponer fuerzas" mientras continúa con un tratamiento médico que llevan adelante los especialistas, señala Farfán.

Por el momento, el diputado debe permanecer aislado para evitar riesgos. La cercanía de su familia acompaña y contribuye para recuperar el optimismo y también para sentir, de manera más íntima, el cariño de sus hijos. 

Farfán celebra que Runy haya recuperado la plena conciencia y pueda expresarse de manera fluida. "Se acuerda de todo y ya comienza a coordinar algunas acciones. Quería reunirse con el grupo SAR para activar acciones de apoyo ante la pandemia", revela su esposa.

A nombre de la familia, Mary Luz agradece las oraciones y el apoyo que han recibido durante todo este proceso. Al igual que le manifestaba una enfermera en su despedida del hospital "esperamos verle pronto caminando". Será el siguiente gran paso para este luchador.

Comentarios