Escucha esta nota aquí

El exsenador cruceño y disidente del MAS, Félix Martínez, dijo este martes que las rutas a los municipios de San Julián y Cuatro Cañadas están expeditas para evitar enfrentamientos entre los pobladores. 

El dirigente denunció que funcionarios de ese municipio están obligando a los comerciantes del mercado Abasto, que construyó el Gobierno, para que salgan a bloquear contra el paro cívico indefinido en rechazo a los resultados que dio el Tribunal Electoral, en los que da como ganador al MAS. De no acatar esa instructiva, según Martínez, los comerciantes son amenazados por la dirigencia del MAS con una multa de Bs. 200.

“Lo que estamos evitando es pelea entre hermanos, pero eso no quiere decir que no estemos defendiendo la democracia”, afirmó y explicó que en las próximas horas se reunirá con dirigentes de la Coordinadora por la Democracia para definir nuevas acciones. Según el ex político, en la ruta a San Julián, el único punto de bloqueo es en el Pailón.