Escucha esta nota aquí

Por: Carlos Quinquiví

Desde las 00:00 horas de este jueves primero de abril y por un tiempo de 15 días, el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), mediante un Decreto Municipal, determinó el cierre de la frontera del municipio de San Ignacio de Velasco.

Sin embargo, a pocas horas de que entre en vigencia la norma que estipula restricciones y medidas de prevención, contención y reducción de contagios por el rebrote del Covid-19, el concejal, Rony Roca (MAS), dijo que la frontera con Brasil es inmensa y que no habrá un control eficaz para las personas que vienen del vecino país, donde la nueva variante del coronavirus se ha cobrado varias vidas.

Roca indicó que Bolivia no tiene las condiciones, la logística, ni la capacidad de personal para controlar la vasta zona fronteriza, durante los días que se lleve adelante las medidas de restricción en fronteras.

“El decreto edil fue elaborado solo para cumplir y para tener en alerta a la población por el nuevo virus, porque no hay nada que garantice el control para evitar contagios de la nueva cepa brasileña, pues los extranjeros pueden ingresar por Piso Firme, Vila Vela, San Vicente, San Matías y San Rafael de Velasco, que tienen caminos de acceso a San Ignacio”, explicó el concejal.

El Decreto Municipal  entra en vigor este jueves primero de abril hasta el 15 del mismo mes, en el marco de las medidas de confinamiento a escala nacional.


“Lindo fuera que se hayan creado puestos de control sanitario, policial y militar, en Vila Vela que tiene ocho accesos a Bolivia, Buena Hora, control en Rancho Dorado, para que no se deje entrar ni salir hacia y desde Brasil, lo mismo en los puestos de Espíritu, San Vicente, Campamento y la Junta”, comentó Roca.

La población y mercados, supermercados y restaurantes, deben cumplir con las medidas de bioseguridad como el distanciamiento físico, uso de barbijo, desinfección, uso de alcohol y lavado permanente de manos.

Además, se prohíbe los eventos deportivos con presencia de público, se restringe cualquier actividad deportiva, cultural, social o de otra índole, karaokes, asistencia y aglomeraciones en balnearios represa Guapomó.

Las rockolas, restaurantes podrán funcionar desde las 8:00 hasta las 24:00 horas. Se prohíbe la circulación de personas y de vehículos desde las 00:00 hasta las 5:00. También, se establece el cierre de frontera en nuestro municipio por el plazo de 15 días.

Los que incumplan las restricciones señaladas, serán pasibles a la clausura inmediata por parte de la Intendencia Municipal, mientras que los choferes serán arrestados y sus motorizados retenidos hasta culminar el periodo de la restricción. 

Se suspenden las procesiones de Semana Santa con participación de la población, solo autoridades, cabildo y representantes de instituciones con medidas de bioseguridad pueden asistir. Se autoriza la celebración de cultos religiosos y misas con solo el 50% de su capacidad.

Se suspende el servicio de transporte internacional por el plazo de15 días, a las empresas de buses Amanda Turismo, flota Rápido Monte Cristo y otros.




Comentarios