Escucha esta nota aquí

Límber Cambará, corresponsal

En el punto de control que funciona en la comunidad de Quimome, frontera del territorio municipal de San José de Chiquitos, se tiene una orden estricta de tomar datos a los choferes que llegan de Santa Cruz de la Sierra, de la actividad que realizará en la comuna josesana y si tiene como destino a Roboré, Puerto Suárez u otro municipio. De ser así puede circular libremente, pero si quiere ingresar a San José le dicen que vuelva la próxima semana.

Tampoco esta permitida la salida desde San José a otros puntos del departamento o del país, si alguna persona sale, tendrá que esperar una semana para poder retornar y a su regreso someterse a una semana de observación en las salas de aislamiento acondicionadas en la Terminal de Buses.

Lo mismo sucede en la comunidad de Ipiás, en el otro extremo de la frontera municipal, lado este, donde también hay otro punto de control. Allí toman los datos y son procesados inmediatamente en un sistema informático.

El punto de ingreso a la mancha urbana de San José funciona como un punto central, se monitorea todo tipo de movimiento, toda vez que el ingreso y salida están suspendidos hasta el lunes próximo.

Los funcionarios municipales, médicos y voluntarios de la Resistencia Juvenil Josesana, quienes custodian los accesos, han encontrado una forma de comunicación instantánea, bajando a los celulares, una aplicación desde playstore, que funciona como Handy o Walky Talky. Así, a falta de equipos de comunicación, esta forma de interactuar permite conocer al instante lo que sucede en los puestos de control y en el punto de ingreso a San José. La aplicación se llama Zello Walky Talky.

Hasta el momento San José no reporta ni un caso de coronavirus. Los dos casos sospechosos fueron descartados mediante estudios de laboratorio.