Escucha esta nota aquí

Juan Pablo Cahuana Loaiza - corresponsal de EL DEBER en San Matías

William Bellido, que durante 20 años veló por la salud de los pobladores de San Matías, se encuentra conectado a un respirador artificial desde hace una semana. Su familia señala que el médico fue despedido en marzo cuando se encontraba de baja por covid y que sufrió una recaída cuando estaba en medio de los trámites para pedir su reincorporación.

Dunia Panozo, esposa del galeno, conversó con EL DEBER en San Matías luego de que familiares, amigos, colegas y la Pastoral Social protagonizaran una marcha pidiendo que Bellido sea reincorporado a su fuente laboral.

Panozo contó que su esposo se encuentra internado en un centro médico de la ciudad de Santa Cruz, con un cuadro severo de neunomía que ha comprometido el 25% de sus pulmones. Al grave estado de salud se suma la falta de recursos económicos, puesto que su seguro -señala la mujer- le ha advertido que solo cubrirá los gastos hasta esta semana.

El despido 

Panozo señaló que su esposo se encontraba con baja médica por Covid-19 desde marzo, cuando el Servicio Departamental de Salud (Sedes) le hizo llegar su notificación de despido. William Bellido había prestado sus servicios de médico en San Matías durante los últimos 20 años.

Raquel Verá Tosube, colega de Bellido, contó cómo el galeno ayudó a mucha gente que se contagió de covid. "Estuvo en primera línea trabajando en la primera y segunda ola de la pandemia buscando pruebas rápidas para la atención de la población fronteriza", sostuvo con profunda tristeza por la situación que ahora atraviesa.

Orden de reincorporación 
La esposa de Bellido indicó que el despido de su esposo fue notificado al Ministerio del Trabajo y que esta instancia del Estado ya instruyó, a través de la conminatoria #044/2021 de fecha 18 de abril, que sea reintegrado a su fuente de trabajo, pero hasta el momento no han recibido respuesta del Sedes.

Comentarios