Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud autorizó la vacunación contra el covid-19 desde los 12 años de edad, con la dosis Pfizer. En Santa Cruz son alrededor 262.000 menores que entran a formar parte de la población vacunable.

El Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz informó que desde este miércoles comienza la aplicación de las dosis en 11 puntos de capital cruceña.

El Ministerio de Salud volvió a reducir el rango de edad, después que los adolescentes entre 16 y 17 años fueron habilitados a inicios de octubre.

La nueva determinación se asume en medio del ingreso de una cuarta ola de contagios en el país. El ministro de Salud, Jeyson Auza, reconoció que, para contener esta oleada, se decidió, en coordinación con el Comité de Inmunización, la ampliación del grupo de beneficiarios.

En el instructivo nacional, el ministro Auza señala que para agilizar la inmunización a menores de edad se sugiere a los Sedes, coordinar con las juntas escolares de padres y madres de familia, servicios departamentales de educación, direcciones distritales y Fuerzas Armadas.

“Es importante aplicar las estrategias necesarias para el aprovechamiento de oportunidades de vacunación, debiendo privilegiar la vida de nuestros compatriotas (la vida de un boliviano vale más que una dosis de vacuna)”, señala el documento.

Además, detalla que primero se deben de utilizar las dosis que están más próximas a vencer, para evitar que estas sean desechadas.

La viceministra de Promoción, Vigilancia Epidemiológica y Medicina Tradicional, María Renee Castro, explicó que cerca de un millón de menores de 17 años recibirán la dosis .

“Nosotros sabemos que tenemos cerca de un millón que cubrir ahora, sabiendo que no todos van a acudir, hemos hecho el cálculo para vacunar a un millón de los menores de 12 a 17 años”, dijo.

En la capital cruceña

El director de Sedes, Erwin Viruez, remarcó que desde este miércoles los jóvenes deben asistir con el documento de consentimiento informado firmado por sus padres.

Los centros autorizados durante estos días de paro son: Fexpocruz Udabol, Escuela Militar de Ingeniería (EMI), centro de salud Elvira Wunderlich, Módulo educativo San Isidro, centro de salud DM 12, Lazareto, DM 5, San Antonio,10 de Octubre y centro de salud Montero Hoyos.

En estos establecimientos también hay dosis disponibles para el resto de la población.

Desde el fin de semana nuevamente se ralentizó el avance de la vacunación, pues no se superan las 2.000 dosis aplicadas por día.

Una de las dificultades que enfrentan los que acuden, es que les exigen esperara hasta que se reúna una determinada cantidad de personas, para recién abrir un frasco, para evitar desechar inmunizantes. Ayer, en medio del paro multisectorial, unas 20 personas esperaban distintas dosis en la Fexpocruz, pero tuvieron que aguardar al menos dos horas para que llegue la cantidad suficientes que permita abrir los frascos.

Al respecto, el Servicio Departamental de Salud (Sedes) cruceño solicitó al Gobierno nacional que se flexibilice al 50% el factor de pérdida, es decir, que no se requiera reunir determinada cantidad de personas para abrir un frasco de varias vacunas.

En medio del repunte de casos, Viruez remarcó que actualmente las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) Covid-19 tienen un 50% de ocupación, mientras que en octubre se bordeaba el 30% de ocupación de este servicio.

Las autoridades piden mantener las medidas de bioseguridad y mantener el distanciamiento.

Comentarios