Escucha esta nota aquí

Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud, brindó el informe local correspondiente a este martes 28 de julio, en el que lamentó que Santa Cruz alcanzó los 1.000 decesos por Covid-19 y la cifra de nuevos casos positivos es de 431, haciendo un total de 33.084.

"Estamos de duelo departamental y nacional. Hoy no es un día de buenas noticias. Es un mal día para nuestras metas como autoridades. No tenemos menos contagios, no tenemos más recuperados como quisiéramos y no tenemos más vidas salvadas. Con pesar comunicamos que llegamos a una mala cifra, ya son 1.000 los fallecidos en el departamento en lo que va de la pandemia", lamentó Ríos. 

La autoridad, que hoy volvió a sus labores después de cinco días de baja médica por una úlcera duodenal, exclamó que estas cifras los comprometen más a doblar esfuerzos, pero también a exigir que los sectores sociales, políticos y ciudadanos no atenten contra la vida al boicotear el trabajo que se realiza en esta lucha de 139 días, con muchas bajas de la gente que trabaja en primera línea. 

Ante la posibilidad de cambiar de medidas de flexibilización, Ríos manifestó que si se es beneficiado con la apertura de la cuarentena, hay que ser responsables con la misma.

El detalle del informe de este 28 de julio

La cifra de recuperados son 230 personas, que suman a los 16.872. Se registraron 33 fallecidos a causa del virus, haciendo un total a 1.000. 

Los 431 casos positivos de hoy se distribuyen de la siguiente manera: Santa Cruz de la Sierra (243), Montero (50), Cotoca (49), Yapacaní (15), Warnes (10), San Ramón (9), Roboré (7), Camiri, Okinawa y San José (6 cada uno). El Torno y Mairana (5 casos cada uno). Buena Vista y La Guardia (3, respectivamente). El Puente, Pailón, Porongo, San Julian, Vallegrande (2 cada uno). Por último, Pampa Grande, Saipina, San Carlos y San Pedro (1 caso cada uno). 

De los 431 casos positivos, 58 son mayores de 60 años y 11 menores de 15 años. En cuanto a los 33 fallecidos registrados para hoy, 16 eran varones y 17 mujeres. 

Ríos subrayó que es este momento hay 133 pacientes que están internados en las unidades de terapia intensiva (UTI). "Esto nos está mostrando claramente cómo está avanzando la situación. Les pedimos, les exhortamos, que se exija el cumplimiento de las medidas de bioseguridad", pidió el director del Sedes.