Con bajas temperaturas y después de una jornada de hostilidades, se ve poca circulación en las calles dentro del cuarto anillo, mientras que en la av. Santos Dumont, el ministro Édgar Montaño y su gente salen a desbloquear

9 de agosto de 2022, 7:15 AM
9 de agosto de 2022, 7:15 AM

Santa Cruz ya vive su segunda jornada de paro departamental de emergencia por el Censo de Población y Vivienda. En la capital cruceña se registran bajas temperaturas y escaso movimiento en las calles. Si bien hay circulación de vehículos en diferentes zonas, no es el tráfico habitual que se ve en la denominada 'hora pico', situación que se refleja en zonas en las que normalmente hay alta afluencia de vehículos y personas, como la avenida Cristo Redentor.

La gente se ha quedado en sus hogares y las bajas temperaturas son un aliciente, a tempranas horas de la mañana el termómetro marcaba 15ºC y la capital cruceña se encontraba en silencio, al menos dentro del cuarto anillo.

En la periferia, la situación es un tanto diferente, pero no deja de ser atípica. Si bien hay mayor movimiento e incluso se ven unidades de transporte público que salieron a trabajar, no es un día 'normal' en la ciudad.

El ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, salió a recorrer los barrios para desbloquear las vías. Con ayuda de maquinaria y acompañado de un grupo de allegados, la autoridad nacional estuvo por la avenida Santos Dumont y quinto anillo.


Montaño manifestó que hay "malos funcionarios de la Gobernación" que están tirando basura en las calles, pero apunta a limpiar toda la zona sur, que son espacios de interés para que los camiones cisternas con combustible puedan circular hasta las gasolineras.


El ministro no desaprovechó la oportunidad para arremeter contra el gobernador Luis Fernando Camacho, a quien acusó de realizar actos irregulares y de sembrar odio y rencor entre los cruceños, un discurso repetido que también se replica desde el bando contrario. Incluso, en redes sociales circula un video donde se tacha de "ministro pandillero" a Montaño por enviar a sus allegados para desbloquear las vías e incitar a los enfrentamientos.

El ministro de Obras Públicas nuevamente desplegó tractores y funcionarios para limpiar las calles, al igual que efectivos policiales, que hicieron los propio en el Plan 3000, al levantar un bloqueo a la altura del sexto anillo.

En el Plan (distrito 8), hay circulación, pero el paro se refleja en el cierre de otros espacios, como el mercado del Plan, donde los comerciantes no salieron a vender, al igual que en la primera jornada.

Los cívicos convocaron a la población movilizada a no caer en enfrentamientos ni provocaciones de personas afines al MAS y UCS, tomando en cuenta que el paro debe ser un movimiento pacífico y con el foco puesto en las demandas que giran en torno al censo para el 2023.


Mientras tanto, el diputado Erwin Bazán (Creemos) advirtió que el alcalde Jhonny Fernández y el MAS estarían desplegando en las próximas horas un montaje usando explosivos en inmediaciones de su domicilio (similar a las denuncias recogidas este lunes) como parte de un plan para distraer la atención mediática sobre el paro y para culpar a los ciudadanos que exigen un censo oportuno.

"La Policía está reprimiendo, allanando domicilios y deteniendo ilegalmente a ciudadanos en el Plan Tres Mil como sólo se ha visto en épocas de dictadura. No aflojemos, estamos defendiendo un derecho para todos los bolivianos. Si salimos todos a las calles el MAS fracasa", sostuvo el legislador.