Escucha esta nota aquí

Por: Silvana Vincenti

Mientras que en la calle las aglomeraciones transcurren como si nada pasara, los reportes epidemiológicos de difícil acceso para la prensa, lanzan señales de alerta.

En la última reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (Coed), Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz), expuso en números la realidad del coronavirus, e hizo cinco recomendaciones, de las cuales solo se contemplaron dos.

Según Ríos, actualmente, en diciembre, hasta anoche, se registraban más de 5.600 casos positivos nuevos, cerca de los 5.736 de todo el mes de mayo, cuando hubo el ascenso previo al pico de la primera ola.

Sumando los casos de esta jornada, Ríos auguró que se habría sobrepasado lo vivido en mayo. Sin embargo, reconoció algunas ventajas, “una mejoría en el sistema de diagnóstico”, dijo.

Otra preocupación del Sedes es el comportamiento etario. “El 26% es adulto joven, de 41 a 59 años, con enfermedades de base, que antes era el 15%. Es un grupo de riesgo”, aseveró.

Para el Sedes, la fase de rebrote está en franco ascenso, con una velocidad de contagio de 2,2. La letalidad ha disminuido 0,4, pero reconoció que es una casuística temprana, debido a que solo mide diciembre.

El punto más preocupante de la disertación de Ríos tuvo que ver con la saturación hospitalaria, específicamente en las terapias intensivas, con una ocupación del 95%.

“La información que se tiene es de las camas habilitadas, no de la oferta total de camas. Se trata de cuántas camas hay asignadas al equipo médico. Ese 95% ya es calamitoso, porque los estándares nos dicen que no debe pasar del 80%. Debe existir un 20% disponible para las contingencias”, informó.

De acuerdo a Ríos, el déficit de profesionales en salud para habilitar la oferta de camas disponibles ronda el 40 y 50%. “Por cada 200 camas que tenemos en el departamento, solo 80 están asignadas a un equipo médico. No hay los profesionales contratados”, lamentó.

Ríos también reconoció que, a pesar de los avances, la capacidad de toma de muestras es baja, problema que se da en todos los municipios del departamento.

“Esto se supedita a muchos factores, como infraestructura, recursos humanos, insumos para la toma de muestras y la red de laboratorios”, dijo.

Si bien actualmente hay insumos para la toma de muestras, auguró que no serán suficientes para todo el rebrote, sumado a problemas con los recursos humanos para mejorar la captación de pacientes, como parte de las acciones preventivas para evitar brotes familiares y laborales.

Por último, Ríos responsabilizó de la casuística a la población de no contribuir en el posconfinamiento, haciendo énfasis en los que dan un servicio, privado o público y que no ejercieron control para hacer cumplir las medidas, “y al que se comprometieron con las autoridades para reactivar la economía”, cuestionó.

Las medidas

A mediodía de ayer, la alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, se adelantó a la reunión ampliada del Coed, y anunció varias determinaciones y demandas al Gobierno nacional, la primera fue exigir la vacuna hasta febrero, mientras los municipios y las gobernaciones resuelven el rebrote. Ya en la noche, en el Coed, agregó a su pedido los ítems para la salud.

“No es competencia de los gobiernos departamentales ni municipales dotar ítems, ya lo hizo Santa Cruz de la Sierra. El 23, previamente a Navidad, firmamos contratos hasta 31 de diciembre de 2021 para dar certidumbre a toda la familia médica; no es correcto tener contratos de tres meses”, argumentó.

Del mismo modo, recordó a la población que, por decreto municipal, el 1, 2 y 3 de enero, Santa Cruz de la Sierra entrará en una restricción, “no cuarentena”, con ley seca, para que 7.000 médicos y voluntarios lleguen a los domicilios a detectar casos de Covid-19. También informó que la Alcaldía estará en los hogares con más de 400.000 kits de medicamentos, como la Ivermectina.

Sosa además anunció, para los días 29 y 30 de diciembre, el tercer estudio de seroprevalencia con 2.000 muestras, “vamos a ver aleatoriamente cuáles son las zonas que presentan mayor riesgo de Covid-19”.

La alcaldesa dijo que hoy se reuniría con las autoridades municipales del área metropolitana, que por ley preside. “Somos ocho alcaldes, queremos que ellos adopten las mismas medidas en sus municipios, para que entre todos hagamos una fuerza común, con el fin de proteger a la población”, aseveró.

Con respecto a los ítems, el gobernador Rubén Costas, en la presentación de conclusiones del Coed, explicó que el representante del Ministerio de Salud, presente en el ampliado, aseguró la presencia del viceministro de Salud para el encuentro de hoy.

“Se va a reunir para evaluar las necesidades, especialmente en lo que hemos venido posicionando, y que nos tiene angustiados, el tema de los recursos humanos. Hicimos un esfuerzo extraordinario de unidades de terapia intensiva, en domos, para que hoy no tengamos las personas que puedan atender. El 31 de diciembre nos vamos a quedar sin los médicos para atender”, dijo, sobre la finalización de los últimos contratos vigentes de parte del Gobierno central.

Costas recogió una de las recomendaciones del Sedes, dijo que hoy, en reunión, exigirá al Ministerio de Salud el pago inmediato al personal de salud adeudado, además de hacer la gestión administrativa y financiera con el nivel central para la dotación inmediata de ítems requeridos, según estudio del Sedes para el rebrote.

También contempló una segunda recomendación, “los gobiernos municipales deberán implementar puntos de toma de muestra de hisopado en el primer nivel de atención. Asimismo, los gobiernos municipales y el departamental deben asegurar el abastecimiento suficiente de insumos, medicamentos y Equipos de Protección Personal (EPP) en los establecimientos de salud, e intensificar la búsqueda intensiva de casos”.

Otro punto de las conclusiones fue intensificar la búsqueda de casos en domicilios y centros de salud, dentro de las competencias de las alcaldías y de la autonomía municipal.

Ministerio de Salud

En el marco de la ejecución del Plan Estratégico Nacional de Lucha contra Covid-19, el Ministerio de Salud, asumió 15 medidas urgentes para precautelar la seguridad sanitaria de la población y evitar el ingreso de la nueva cepa detectada en Europa.

Entre las más relevantes, la restricción del ingreso de pasajeros procedentes de Europa hasta el 8 de enero, cuando se realizará una nueva evaluación, además de la aplicación de pruebas PCR y antígenos. También se determinó que el Carnaval 2021 está en fase de análisis; el diagnóstico masivo; y las gestiones necesarias para acceder al 20% de la vacuna contra Covid-19.

Controles

Desde la Dirección Municipal de Transporte, la Alcaldía mantiene los controles a los infractores de las medidas de bioseguridad, con operativos permanentes.

Ayer, conductores del transporte público que infringieron la bioseguridad, y que llevaban pasajeros parados, cumplieron con sus ocho horas de trabajo comunitario en diferentes puntos de la ciudad, apoyando el trabajo del personal tráfico, concientizando a pasajeros y conductores en los buses.

“Haremos cumplir las sanciones a todos aquellos notificados, esperando que la experiencia ayude a tomar conciencia del riesgo de no usar las medidas de bioseguridad”, dijo Rubén Darío Rivero, de la Dirección Municipal.

En el tintero

Fueron varias las recomendaciones sanitarias que el Sedes planteó en el ampliado del Coed, desde una perspectiva técnica-científica, y que no fueron tomadas en cuenta.

Una de ellas fue la prohibición de las reuniones y eventos públicos que aglomeren personas a partir de hoy. “Las acciones preventivas son para evitar el contagio, de nada servirá solo atender pacientes y no prevenir la duplicación de los casos, en pro de la salud pública del departamento”, argumentó Ríos.

Otro punto fue la restricción vehicular a partir de las 20:00 hasta las 05:00, de lunes a domingo, considerando excepcionalmente solo a los servicios de abastecimiento, los esenciales.

“No tiene sentido una cuarentena de dos días o de cinco, como muchos expertos, entre comillas, lo han hecho, porque estas cosas no pueden ser de consenso. El virus tiene un periodo de incubación de 2 a 14 días y la OMS todavía habla de 21 días, dependiendo de la variante de la cepa”, cuestionó.

Según Ríos, una acción de contingencia responsable debe ir a la par de un periodo de incubación que asegure que todos los que están enfermándose sean detectados y aislados. “ese es el punto técnico cuando uno asume una medida”, insistió.

Comentarios