Escucha esta nota aquí

Si bien el departamento cruceño se mantiene con tres casos importados de coronavirus, tal como ha ocurrido en otras regiones del país y del mundo, el contagio local es inminente. Ante esta posibilidad, el sistema sanitario se prepara para responder adecuadamente al aislamiento de pacientes y, para ello, tiene listo el centro de referencia del D-5, que fue habilitado inicialmente con 19 camas.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, inspeccionó ayer los ambientes de dicho centro hospitalario que se encuentra ubicado en la zona norte de la ciudad, por el séptimo anillo y canal Pero Vélez. La infraestructura fue transferida por el Gobierno Municipal al Gobierno Departamental para afrontar el Covid-19.

En rueda de prensa, Costas destacó que las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias han permitido controlar la expansión del virus, pero advirtió que la transmisión local puede ocurrir en cualquier momento y para responder a esta nueva situación ya se cuenta con el centro de referencia.

“Hay que ser muy claro y enfático, el contagio local lo vamos a tener y va a surgir en cualquier momento. Sin embargo, para tranquilidad de la población ya tenemos el centro de referencia, que fue cedido por la Alcaldía sin otra cosa que la búsqueda de una cruzada para enfrentar unidos una enfermedad que puede colapsar cualquier sistema de salud”, dijo la primera autoridad departamental, al reconocer que la salud está por encima de cualquier diferencia política.

Agregó que se están haciendo los esfuerzos necesarios para acondicionar todos los ambientes, con el equipamiento necesario. “Este centro que tiene terapia intensiva y laboratorio. Tiene todas las posibilidades para entender a las personas que posiblemente van a ser internadas en lo que llamamos un contagio local, mientras tanto tenemos la sala de aislamiento del hospital San Juan de Dios”, manifestó Costas.

El centro de salud fue habilitado inicialmente con 19 unidades, de las cuales siete son de terapia intensiva. Se espera que hasta mañana se completen las 40 camas, es decir, su capacidad máxima, detallaron las autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes). “Hay camas de atención para formas leves y graves”, refirió Marcelo Ríos, director del Sedes.

El centro dispone de personal que acude a los lugares donde reportan casos sospechosos. Toman muestras de los pacientes para que sean analizadas por el Cenetrop.

Apuntan a las 200 camas

El gobernador Costas también anunció que el sistema sanitario dispondrá de un total de 200 camas en distintos centros hospitalarios, incluidas las del centro de referencia del D-5, para afrontar el Covid-19.

Ríos explicó que así lo establece el plan de contención diseñado para esta emergencia, el cual contempla la habilitación progresiva de espacios en los hospitales de tercer nivel San Juan de Dios y Japonés, en cuatro centros municipales y en la escuela Héroes de Ñancahuazú.

“Hoy por hoy no necesitamos todavía de estos centros (excepto del hospital San Juan de Dios y del centro del D-5), pero ya tenemos todo el plan pensado para la contención”, sostuvo Ríos.

Alistan el alta médica

Por otro lado, el ministro de Salud, Aníbal Cruz, informó de que las primeras dos pacientes de coronavirus de Santa Cruz y Oruro serán dadas de alta en dos días, después haber cumplido un aislamiento estricto, pero deberán seguir un protocolo que garantizará que ambas se encuentren libres de la enfermedad.

Sobre la paciente de Santa Cruz, el director del Sedes refirió que está asintomática y estable, pero que, una vez que sea dada de alta, seguirá bajo observación en un plan de posalta médica.

Por la tarde, Ríos comunicó que el paciente dos fue trasladado al hospital San Juan de Dios para que sea sometido a una evaluación médica. “Había presentado malestar y dolor de cabeza y ha sido trasladado por eso”, explicó Ríos, sin especificar si continuará allí o retornará a su domicilio. Asimismo, indicó que se aguardan las pruebas de laboratorio de otros tres casos sospechosos, reportados en los últimos días.